PODEMOS

PODEMOS

Los dos hechos más importantes de las elecciones europeas del pasado 25 de mayo son, el desplome de los dos partidos mayoritarios que no alcanzan juntos el 50% de los votos, cuando llegaron a monopolizar el 80% y la irrupción de Podemos, prácticamente de la nada, en el panorama político español. En el primer caso, aunque se desconocía la magnitud, lo vaticinaban todas las encuestas previas que reflejaban la caída en intención de voto. En el segundo, ha sido una completa sorpresa que ha conmocionado el espectro político en nuestro país.
Que un híbrido de Gabinete de Imagen y Comité Electoral creado hace cuatro meses, recogiendo ideas de los llamados “círculos” de activistas y simpatizantes, utilizando la red y debatiendo en las cadenas de televisión, gastando en la campaña 150.000€ a base de aportaciones voluntarias, haya cosechado 1.245.000 votos y convertido a Podemos en la 4ª fuerza política del país, enviando a Bruselas cinco eurodiputados, es algo absolutamente extraordinario que nadie podía creer hasta que se produjo.
Inmediatamente les han llovido dardos desde todos los ángulos:
Pedro Arriola –ideólogo de cabecera del PP- “son unos frikis”.
Felipe González constituyen una “utopía regresiva”.
Rosa Díez “hay ciertos paralelismos entre su populismo y el de Marine Le Pen”.
Sólo IU, aunque también perpleja, ha mostrado cierto respeto hacia la nueva formación felicitándose por sus resultados.
El PSOE como organización ha guardado un prudente silencio.
¿Qué ha pasado aquí? ¿Cuáles son las razones del éxito de Podemos?
A nuestro juicio son las siguientes:
1º.- Hay mucha gente insatisfecha e indignada con la crisis, sus consecuencias y la inoperancia de los partidos políticos convencionales para resolver sus problemas. Existe el convencimiento de que los poderes públicos legislan y trabajan para banqueros, financieros y grandes empresarios, en contra de los intereses y aspiraciones de la mayoría de la población.
2º.- El espacio electoral es como el propio espacio, está vacío hasta que alguien lo ocupa. En este caso había un espacio político que ninguna otra formación se había atrevido a conquistar. Podemos dice no ser herederos ni representantes del 15-M, pero reconoce haber estado en ese movimiento, haber aprendido del mismo, adoptando sus métodos asamblearios para la toma de decisiones y elección de candidatos. Lo hacen al aire libre, en las plazas públicas, con un aroma que recuerda el Ágora ateniense.
No olvidemos que el 15 M concitó las simpatías y el apoyo de más del 80 % de la población y que casi el 40 % aprobaba su conversión en un partido político.
Según Metroscopia la composición de los votantes de Podemos se configura así: un 50 % son abstencionistas a los que no convence ninguna formación política, posiblemente vinculados al 15 M; el otro 50 % había votado anteriormente al PSOE e IU.
3º.- No son antisistema. Son unos reformadores radicales de la democracia que aspiran a que ésta sirva al pueblo, ¿Demasiado pedir? ¿Por qué no?
Han puesto sobre la mesa un programa elaborado por 30.000 personas que junto a medidas utópicas de difícil financiación, contempla otras tan razonables como la limitación de mandatos de los políticos, la eliminación de la “puerta giratoria” entre cargos públicos y privados, la instauración de la tasa Tobín, el fin de los desahucios y la dación en pago o la lucha contra el fraude fiscal y la corrupción.
4º.- Pablo Iglesias, si en honor al fundador de nuestro partido, y sus colaboradores más cercanos son jóvenes profesionales vinculados al mundo de la enseñanza y la investigación, polemistas y con una nueva forma de hacer política transparente, muy alejada de la “mesa camilla• Y los acuerdos por arriba en restaurantes caros,
Se han comprometido a que ninguno de sus cargos públicos cobre más de tres veces el salario mínimo (unos 1.900 euros) y acaban de renunciar a 1.300.000 € que les corresponden legalmente por los votos y escaños obtenidos. Revelador ¿no les parece?
Llaman la casta a un grupo opaco que está de acuerdo en un proyecto de país que signifique entregar la capacidad de tomar decisiones a los poderes financieros. Desde luego incluyen PP y PSOE en la “casta”.
Sería errónea una traslación mecanicista de unos resultados europeos de circunscripción única a unas municipales o autonómicas donde se escruta la localidad o la provincia. También está por ver la capacidad de Podemos para administrar el día a día de su formación –No tienen órganos de dirección estables- y concurrir a unas próximas elecciones. De momento, en ciudades como Sevilla o Valencia se han puesto manos a la obra y barrio a barrio y asamblea por asamblea, están recogiendo problemas y propuestas para elaborar su futuro programa electoral municipal. De estas asambleas van a salir también sus candidatos.
Así pues, la sistemática es la misma, si el éxito y el apoyo se mantienen, el fenómeno político Podemos puede convertirse en una alternativa permanente a los partidos tradicionales y hacer girar todo el espectro político en nuestro país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s