LOS PROBLEMAS DE RUSIA

                                    

Como consecuencia de la desaparición y desmembración de la URSS, Rusia es hoy una potencia nuclear y geográfica (17.000.000 de kilómetros cuadrados) con inmensas reservas de hidrocarburos, pero a la vez, un enano económico. Su PIB es poco mayor que el de España es decir, su población que triplica la nuestra: 145.000.000 de habitantes, vive con poco más de lo que produce nuestro país en un año. Los rusos tienen un nivel de vida modesto y en todas partes se puede observar a los jubilados trabajando en tareas subalternas porque allí las pensiones no dan para vivir. Esto va unido a una conciencia dolorosamente viva de haber sido, en épocas no lejanas, un país decisivo en el concierto de las naciones y de carecer hoy en día de esta condición.

Hubo un momento con Boris Yeltsin que pareció que Rusia se integraría en la UE e incluso en la OTAN (Una vez desaparecido el Pacto de Varsovia) y algunos pensamos que tal vez se hiciera realidad el sueño del general De Gaulle de una Europa desde el Atlántico hasta Los Urales. No fue así y hoy Rusia está gobernada por un autócrata resentido que ha traído, cuando parecía olvidada, la guerra a Europa.

Se dice con razón que: «La verdad es la primera víctima de la guerra» y que de la guerra: «Todos salimos más pobres». Ambas afirmaciones nos parecen ciertas. En la guerra que libran Rusia y Ucrania, es difícil discriminar los hechos, la verdad, de la propaganda bélica de ambos bandos contendientes; pero, contando con esto, podemos constatar que hay un país agresor y otro agredido, uno que bombardea y otro bombardeado, un país invasor y otro invadido y que la diferente potencia militar (sin contar con el arma nuclear) entre una nación y otra, es sideral. No obstante, Zelenski por su habilidad dialéctica especial va ganando la guerra de la propaganda y se ha granjeado las simpatías de medio mundo y, lo que es más importante, un gran surtido de armas de precisión. Con respecto al segundo aforismo, es claro que vamos a salir empobrecidos de esta confrontación. En primer lugar Ucrania, que ya está parcialmente arrasada y muy probablemente perderá parte de su territorio y, además, no se sabe cuándo recuperará el PIB anterior a la guerra. Su reconstrucción exigirá cuantiosos desembolsos y ayuda internacional. En segundo lugar Rusia, que tendrá que vender su gas y su petróleo baratos para compensar el embargo de los países europeos, sufragar los inmensos gastos de su aventura bélica, además de convertirse en un paria financiero internacional. En tercer lugar toda Europa, a la que el conflicto ya le está restando puntos de crecimiento ante un horizonte de incertidumbre económica. Por no hablar de la hambruna que puede provocar en los países africanos la falta del cereal ucraniano y ruso.

Así pues, esta guerra es un desastre literalmente para todo el mundo. Rusia no puede perderla porque sería el fin del escaso crédito internacional que le queda y desde luego el fin de Vladimir Putin. Y Ucrania tampoco puede perder porque ni su ejército ni su pueblo, ni Europa ni EEUU, van a aceptar su derrota en el campo de batalla,

Cuando Rusia y Ucrania lleguen a la conclusión de que ninguna de ellas puede ganar esta guerra y se alcance un punto de equilibrio en los frentes abiertos, se acordará un alto el fuego y comenzarán las conversaciones de paz. Ojalá sea pronto.

2 comentarios en “LOS PROBLEMAS DE RUSIA

  1. ¡Ojalá sea pronto!

    Gracias por la interesante reflexión.

    Sólo me queda una duda: Si cada vez que hay una guerra (o una crisis) se enriquecen los más poderosos, la sociedad civil pasa penurias y los pobres se mueren de hambre…

    ¿No será la guerra un instrumento más de la mano invisible del Mercado, ese poder fáctico que nadie ve pero que está ahí y maneja la suerte de toda la humanidad?

    Un fuerte abrazo

  2. Indicar que ya Mijaíl Gorbachov, en su obra EL PORVENIR PACÍFICO DE NUESTRO PLANETA, publicado por PLAZA & JANES, en 1986, nos comunicaba en portada: «Hacen falta los métodos políticos para acabar con la amenaza de la pesadilla nuclear y garantizar firmemente la seguridad de todos los Estados, tanto grandes como medianos y pequeños.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s