EL EJEMPLO FINLANDÉS

EL EJEMPLO FINLANDÉS

Periódicamente los españoles tenemos que soportar los reproches de los sabios oficiales que comparan las valoraciones de los resultados asignados a España en el informe PISA, encuestas internacionales relacionadas con la calidad de la enseñanza, con las de otros países. Este año las comparaciones con Finlandia, que es el país con unos resultados óptimos según el criterio de los expertos críticos, han sido poco acertadas.
Desde los alumnos, a los profesores, pasando por los padres de familia y en definitiva todos los españoles, han tenido que escuchar que son un desastre y aumentar así los complejos de inferioridad con relación al resto del mundo que los atenazan desde hace décadas.
Estas lumbreras hablan de los buenos parámetros de los sistemas educativos de Finlandia y los exaltan como la más pura esencia de la perfección. Aunque tienen, sin duda, importantes valores, deberían trasmitir, también, algunos datos sobre Finlandia, lo que sin duda situarían mejor a los acomplejados españoles sobre la situación de su país, España.
Debe ser así, porque en definitiva los planes de enseñanza se supone tienen como objetivo preparar a las nuevas generaciones para integrarse en la sociedad y mejorarla. De ahí que se deben conocer determinados aspectos de la sociedad cuyos sistemas de enseñanza se pretenden tomar como el mejor ejemplo.
Finlandia ha sido un país que se constituyó como
Estado en 1917, antes formó parte de Suecia y posteriormente fue ocupado por Rusia. De ahí que además del finés y el sueco, como lenguas cooficiales, algunos finlandeses hablen el ruso y el lapón. La población es de cinco millones y medio de habitantes en un territorio de trecientos treinta y ocho mil kilómetros cuadrados.
El país aunque ha pasado periodos muy duros y convulsos con guerras civiles y hambrunas incluidas, en la actualidad cuenta con un sólido Estado de Bienestar y una renta per capita alta, algo superior a la española. Pero también es importante apuntar otros datos que afectan directamente a la sociedad, en relación al bienestar de sus ciudadanos, y que puede dar una idea la situación de los finlandeses que está por debajo de los españoles.
Al margen del clima extremo, en general, y el soportar una noche polar de dos meses, la esperanza de vida en España es de 84 años y en Finlandia de 81, son datos de la Organización Mundial de la Salud, organismo que prevé que en España la esperanza de vida será la mayor del mundo en unos años.
El número de suicidios por cada 100.000 habitantes es de 8 en España y de 13 en Finlandia, datos de Euronews.
Los feminicidios en 2017, según datos de ALMA, fueron 0´24 por cada cien mil habitantes en España y 0´75 por cada cien mil habitantes en Finlandia. Es decir más del triple en el país nórdico que en el nuestro.
Para terminar el alcoholismo es un problema muy
grave con cifras de víctimas muy superiores a las de España.
Nadie con sentido común puede oponerse a que se hagan críticas constructivas a los métodos de enseñaza en nuestro país y se exponga la necesidad de mejorarlos, para conseguir alumnos mejor preparados para su integración en la sociedad. Otra cuestión es recurrir a las críticas destructivas, al derrotismo y a las comparaciones interesadas. Eso es, en definitiva, lo que trasciende de las valoraciones de los grandes especialistas que periódicamente valoran estos datos, que en ningún momento se les ocurre decir que España es un gran país y que sus ciudadanos deben conocer su historia y empaparse de su cultura para saber hacer una valoración acertada del mismo y esmerarse para hacer que mejore.
De hecho, España, según el periódico británico The Guardian*, además de ser el segundo país de mayor esperanza de vida de todo el mundo, es líder mundial, por ejemplo, en energía eólica, en trasplantes, en donantes de órganos…, en infraestructuras ferroviarias de alta velocidad, en tratamiento de aguas…, y en playas azules. La pregunta es, pues, muy sencilla: ¿Acaso es posible para España alcanzar un importante liderazgo mundial en aspectos importantes de la vida, sin un sistema educativo sólido?

*Fuente de referencia
https://www.theguardian.com/world/2018/oct/19/spaniards-living-longer-researchers-credit-diet-lifestyle-fruit-veg-family-life

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s