EL TRIBUNAL SUPREMO NO VA A RESOLVER EL PROBLEMA DEL INDEPENDENTISMO CATALÁN

EL TRIBUNAL SUPREMO NO VA A RESOLVER EL PROBLEMA DEL INDEPENDENTISMO CATALÁN

La tardía intervención del gobierno de Mariano Rajoy en la deriva secesionista del independentismo catalán, su no intervención cuando se aprobaron, el 6 y 7 de septiembre de 2017 las llamadas “Leyes de desconexión” que pretendían, como su propio nombre indica, desvincular el territorio de Cataluña del resto de España, trajeron las nefastas consecuencias posteriores de celebración del Referendum, tantas veces negado por Rajoy, y de la Declaración Unilateral de Independencia. Todo ello se hizo vulnerando el Estatut y la Constitución, en contra de la mitad del Parlament y del sentir mayoritario de la sociedad catalana que no quería ni quiere la independencia. Sin la incompetencia lesiva del anterior Gobierno, jamás hubiéramos llegado hasta aquí.
Ahora, sin embargo, estamos ante el Juicio más importante de la democracia española desde el 23F de Tejero, Milans, Armada y demás compañeros golpistas.
Como consecuencia de esta barrabasada nos encontramos en la antesala de la apertura del juicio oral, a lo largo del cual el Tribunal Supremo va a someter a procedimiento al llamado “Proces” personificado en sus principales impulsores, con la excepción de Puigdemont y algunos más que no pueden volver a este país porque serian inmediatamente detenidos. Hay un debate, no sólo político sino entre juristas, sobre si es aplicable a este caso el delito de rebelión que se substanciará a lo largo de la vista. Naturalmente, todo el procedimiento va a estar sometido a una gran cobertura mediática y sus repercusiones van a llegar sin duda a la esfera política.
El gobierno está en una situación difícil porque, en su quehacer público necesita de los votos de parte del independentismo para sacar sus leyes adelante – y muy señaladamente la ley de presupuestos- y, además, no puede acceder a la petición “indepe” de tener un gesto con los procesados, sin violar gravemente la separación de poderes y la independencia judicial. Jurídicamente no sería relevante que la Abogacía del Estado retirara la acusación de rebelión, porque otros actores personados en el Juicio la mantendrían. Desde la perspectiva política podría ser escandaloso y sin duda sería aprovechado por la derecha que, después de siete años de inacción, pretende ahora instaurar el 155 de la Constitución, un procedimiento excepcional para situaciones de incumplimiento de las obligaciones constitucionales o en relación con actuaciones que atenten gravemente contra el interés general de España, justo cuando se está tratando de recuperar el centro de la normalidad democrática española.
Por ello, pues, es importante señalar la buena salud que gozan las instituciones jurisdiccionales españolas que han funcionado a la perfección. Y ello desde las Audiencias Territoriales catalanas, y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC ), hasta la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, que han cumplido y cumplen sus funciones, demostrando que la democracia española y sus órganos jurisdiccionales son capaces de hacer respetar las leyes incluso a aquellos que socavan al Estado prevaliéndose de la propia estructura estatal.
No obstante, no podemos esperar que los tribunales de justicia resuelvan un conflicto esencialmente político. El Supremo juzgará y condenará a los que se han saltado las leyes y creado una fractura muy grave en la sociedad catalana, pero la solución del problema deberá ir de la mano del diálogo, el consenso y la negociación.
No podemos permitir la separación de una parte del Estado, ni podemos establecer un 155 permanente en Cataluña. Habrá que negociar y por tanto, ceder, en su caso, con el fin de revisar a fondo la organización territorial del Estado tal como se contempla en el título VIII de la Constitución, que ahora cumple sus 40 años. Lo ideal sería alcanzar un consenso que, necesariamente, debería ser refrendado por todos los españoles en un referéndum inclusivo.
Quizás convenga una reflexión serena al estilo de la que realiza John H. Eliottt en su libro Catalanes y escoceses. Unión y discordia (2018), sobre todo interrogándose sobre el tema de la ruptura, capítulo 6, en el que concluye: “Excluir lecturas alternativas es cerrar opciones alternativas. Al embarcarse en este infeliz proceso, que se metamorfeseó demasiado fácilmente en el procés, el nacionalismo catalán, con toda su cara amable, fue incapaz de tapar la fealdad que se escondía detrás de la sonrisa”.
Creemos que, políticamente, no va a ser fácil resolver la situación del desmadre provocado y alentado, y que no va a ser rápido un posible consenso o pacto, pero pensamos que vale la pena intentar agrandar este país para lograr que las mujeres y hombres que lo habitan puedan seguir conviviendo en paz, en una sociedad cada vez más libre y justa.

2 comentarios en “EL TRIBUNAL SUPREMO NO VA A RESOLVER EL PROBLEMA DEL INDEPENDENTISMO CATALÁN

  1. El libro de Elliott, sobre unión y discordia, se concluye diciendo: «fue Thomas Jefferson… el que escribió que «los gobiernos establecidos desde hace tiempo no deberían ser cambiados por causas ligeras y transitorias». Aquellos que proponen la independencia en el siglo XXI harían bien en grabar esta máxima en sus mentes cuando contemplen el camino que tienen por delante». Caer en el juego de debilitar unidades alcanzadas, en España, por consenso constitucional en vez de caminar hacia el fortalecimiento de la Unión Europea, con sentido federal y confederal, me parece un camino errático nada favorable para la defensa de los derechos humanos, la democracia real y los derechos fundamentales básicos y de realización personal y colectiva.

  2. Cuanto antes se convenzan todas las partes de que no hay otra salida que la negociación y renuncien a alcanzar todos sus objetivos, antes lograremos la solución definitiva al conflicto planteado por los «indepes» catalanes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s