LA BROCHA GORDA DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

LA BROCHA GORDA DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

Es bien conocido por los servidores públicos el uso que los responsables políticos de las Administraciones hacen de la brocha gorda. La utilizan en situaciones que se dan en las tres administraciones públicas, obviando así soluciones más justas e inteligentes, por el esfuerzo de precisión técnica y profesionalidad que implica.
Es frecuente que el incumplimiento de determinadas disposiciones por parte de los funcionarios, que van desde el horario y ciertas normas internas relacionadas con los trámites administrativos hasta la marginación de los principios más elementales de carácter interno de funcionalidad y convivencia, dan origen a comportamientos irracionales.
En circunstancias como las mencionadas utilizan la brocha gorda con la intención de poner coto a los incumplimientos e irregularidades, aunque no consiguen solucionar los problemas sino todo lo contrario, pues complican más la situación.
Los responsables no se enfrentan directamente a los hechos ni hacen lo necesario para que los incumplidores, que suelen ser una minoría, rectifiquen su conducta y, si es necesario, se inicien contra los infractores los correspondientes expedientes sancionadores.
Recurren a poner en marcha medidas que afectan a todos los funcionarios y no precisamente a su favor sino en su contra, pues suelen ser normas restrictivas. Nada positivo consiguen con esa forma de actuar, pues los incumplidores buscan la forma de saltarse las nuevas disposiciones, aunque sean más restrictivas y los cumplidores permanecen, en su comportamiento correcto, pero más presionados con las nuevas restricciones.
Valga a modo de ejemplo el siguiente: ¿Cómo establecer el valor real de un inmueble? En la compra y venta de viviendas de segunda mano es bien conocido que algunos compradores declaraban, acogiéndose al modo de proceder tolerado, un precio inferior al real de compra, con el fin de pagar menos impuestos por la operación de dicha transmisión patrimonial.
Ante esta situación la Administración Pública ha tomado la brocha gorda y ha decidido castigar a todos los ciudadanos que compran una vivienda de segunda mano. No ha optado por vigilar tales operaciones de compra-venta, que se hacen ante un notario que además de dar fe de la transacción actúa como recaudador de impuestos, que sería lo correcto, sino que ha decidido fijar ella el precio mínimo de cualquier inmueble en transacción para cuantificar los impuestos pagar. El mismo es el precio catastral multiplicado por un coeficiente que está normalmente, según el municipio de que se trate, por encima del 2 y en ocasiones muy próximo al tres. Pero… ¿Cuál es el valor real del bien que se transmite, en la situación y el estado en que se transmite?
La normativa en general no contempla todas las variables y, en consecuencia, suele castigar a los ciudadanos que cumplen por sistema las leyes. Se limita, además, muy considerablemente la libertad de comercio, y hasta podría llegar a deteriorar, incluso, derechos fundamentales de los ciudadanos, como el del acceso a la vivienda de familias jóvenes. Ya que, con esta disposición, quien tenga la suerte de comprar una vivienda de segunda mano por su valor catastral o en su entorno, lo que puede ocurrir por circunstancias muy diversas, tiene que tributar por un valor varias veces superior.
El castigo a los ciudadanos que cumplirían correctamente con sus obligaciones tributarias es más que probable que sea burlado por los listillos que encontrarán alguna forma de burlar la norma fruto de la brocha gorda.
Lo correcto sería poner en marcha los mecanismos adecuados, en los que tendrían un papel importante que cumplir los notarios, para que los ciudadanos que compran una vivienda de segunda mano tributaran lo justo, ni más ni menos, sólo lo justo, es decir el impuesto sobre el importe real pagado.
Concluyendo: Con la brocha gorda nada bueno se consigue, porque es poner en marcha por los responsables políticos mecanismos defensivos e incluso justificativos de su labor, que sin duda es muy negativa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s