REGULACIÓN DE LA ENSEÑANZA

REGULACIÓN DE LA ENSEÑANZA
Una materia motivo de permanente enfrentamiento entre los partidos políticos, es la regulación legal de la enseñanza. Los argumentos utilizados por los especialistas, para criticar la situación se basan fundamentalmente en el comportamiento obsesivo mantenido, hasta ahora, por los dos partidos mayoritarios de modificar la ley en aplicación cuando ellos llegan al poder.
Lo han hecho siempre y, en la mayoría de las ocasiones, ni tan siquiera ha sido posible la aplicación total de la nueva norma durante un tiempo prudencial y necesario para comprobar si realmente influye en el devenir del sistema educativo con resultados concretos.
En efecto, en vez de un Pacto por la Educación, hemos tenido una secuencia de Leyes: LOECE-1980 (Ley Orgánica por la que se regula el Estatuto de Centros Escolares); LODE-1985 (Ley Orgánica del Derecho a la Educación); LOSE-1990 (Ley de Ordenación General del Sistema Educativo); LOPEG-1995 (Ley Orgánica de la Participación, la Evaluación y el Gobierno de los Centros Docentes);LOCE-2002 (Ley Orgánica de Calidad de la Enseñanza); LOE-2006 (Ley Orgánica de Educación); LOMCE-2013(Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa). Huelga comentar, pues, tal proliferación legal por falta de acuerdos y consenso, así como sus consecuencias de permanente provisionalidad.
Según los mismos especialistas son las normas vigentes sobre la enseñanza la causa principal del alto grado del fracaso escolar entre los alumnos de nuestro país, expresada y cuantificada con el resultado final del porcentaje de abandonos (datos objetivos y fiables), y en los resultados dados por los organismos internacionales sobres los niveles de conocimiento de diferentes materias (datos de dudosa fiabilidad).
Es evidente el comportamiento, casi convulsivo, de los diferentes gobiernos de hacer una ley para regular la enseñanza. El ministro Wert, del gobierno del Partido Popular, es sin duda el ministro que alcanzó el nivel más alto de incompetencia, tanto por su cerrazón al elaborar su ley (LOMCE) como por el resultado final, pues sin duda es la que ha tenido mayor rechazo.
No es tan evidente, sin embargo, la incidencia real de otras leyes, desde la LODE hasta la LOMCE, en los abandonos escolares, y hay una argumentación más que evidente. Los últimos datos del Ministerio de Educación dicen que, con las mismas leyes, el País Vasco ha tenido un índice de abandono escolar de 8´7% y Navarra un 10´7%, las únicas comunidades autónomas del país que están por debajo de la media europea cifrada en el 11´1%. Madrid está en el 16´3% y en niveles similares otras cuantas comunidades. A la cola se sitúan Andalucía, con el 23´8%, y Murcia con el 25´4%.
Quizá sería interesante investigar las causas de estás importantes diferencias. Se podría empezar por la incidencia de la renta per cápita. Según datos de Instituto Nacional de Estadística año 2015, el País Vasco y Navarra están muy por encima de la media nacional. El País Vasco en concreto con el 130´78% (30.459 euros) de la media nacional (23.290 euros), mientras Andalucía está en el 74´12% (17.262 euros) de la media nacional. Posiciones similares ocupan ambas comunidades en relación con la zona euro.
Son también factores a considerar la educación familiar y la calidad de la enseñanza pública y de la concertada, así como la proporción de cada una de ellas. En el País vasco la enseñanza pública está en orden al cincuenta por ciento y en Andalucía por encima del ochenta y uno por ciento.
Tras el desacuerdo de los partidos en el contenido de las leyes para regular la enseñanza hay otros factores importantes, y quizá los más significativos, pues en ellos está presente el mal uso que se pretender hacer de la Enseñanza con fines ajenos al interés de los alumnos. Entre otros se podían citar los siguientes:
Los independentistas quieren una norma que les permita marginar la lengua española en la enseñanza, sin importarle la implantación de la misma en la ciudadanía ni su importancia como la segunda lengua en el mundo. Impartir una enseñanza de la historia manipulada de acuerdo con sus intereses independentistas y en definitiva adoctrinar en sus principios contrarios a España a los alumnos. Lo curioso es que tales acciones las han llevado a cabo con todas las leyes en aplicación.
Los conservadores, y con ellos la Iglesia Católica, quieren hacer obligatoria la asignatura de religión y darle valor curricular, por supuesto a la enseñanza de la Santa Madre y de su Moral, y designar también a los profesores que imparten la misma, dejando en un segundo lugar la Ética –como materia abierta, propia de una sociedad y Estado laicos. En definitiva se quiere adoctrinar también, así como aumentar y endurecer los sistemas de control y evaluación de los alumnos.
Los progresistas se inclinan en exceso por potenciar determinadas enseñanzas laicas, más propias de la Educación que de la Enseñanza, e intentan limitar la capacidad de elección de centros, por los padres, con la obsesión de hacer un monopolio con la enseñanza pública. Además, se devalúa el esfuerzo y se les quita autoridad a los profesores en favor de padres y alumnos.
Lo lamentable es que los responsables políticos no tengan claro que los protagonistas principales de la enseñanza, en el seno de la Comunidad Educativa, son los alumnos y los docentes. En ellos se debe pensar, sobre todo, para conseguir lo mejor pedagogía personal y social en un campo de vital importancia para los ciudadanos y para el presente y el futuro del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s