EL ADN CATALÁN

EL ADN CATALÁN
Uno de los problemas más graves de los movimientos nacionalistas es que encierran en sí mismos tendencias claras hacia el racismo y la segregación, fruto, tal vez, de la ambición de sus dirigentes por ser diferentes e identificarse como los mejores. Los mejores no por su quehacer como seres humanos a favor de la concordia y el bienestar de los pueblos, sino por su propia naturaleza que los hace protagonistas de una historia imaginaria y singular, llena de fantasías y de falsos sentimientos en pos de una identidad irracional hipostática. Por tal razón piensan como si tuvieran derecho a imponerse a los demás y si no pueden dominarlos, separarse de ellos, a lo “divino”, para demostrar que son diferentes y mejores.
A lo largo de la historia hay innumerables muestras de la deriva de los nacionalismos en todos los continentes del planeta y, en la actualidad, se siguen dando pese a los precedentes nefastos fáciles de recordar. El más perturbador, sin duda, por los tremendos crimines contra la humanidad que propició y llevó hasta extremos inconcebibles, fue el Nacional-Socialismo-Alemán. Su obsesión por demostrar la superioridad de la raza aria sobre toda la humanidad, a la que intentó poner bajo su dominio, fue una de los motivos de un proceso catastrófico que afectó, para mal, a todo el mundo y tuvo unas consecuencias también nefastas, que aún perduran.
El País Vasco ya descubrió con Sabino Arana una de las esencias más maligna de los nacionalismos. El líder nacionalista en el siglo XIX comenzó a distinguir la raza vasca, a la que situaba como descendiente directa de un nieto de Noé, de la raza española degenerada, afeminada e inferior. Tal era una de las bases fundamentales de sus teorías nacionalistas. Como aun no se había descubierto el ácido desoxirribonucleico su distinción la basaba en la historia de cada individuo expresada en sus apellidos. Por fortuna en los últimos tiempos tales planteamientos se han tomado a broma e incluso en las pantallas de los cines se ha dado muestra de ello con un éxito considerable en todo el país.
El relevo a los nacionalistas vascos, en el racismo, lo han tomada los independentistas catalanes y el señor Oriol Junquera ha salido a los medios para hacer referencia a un estudio de los ADN de los ciudadanos de diferentes países de Europa para asegurar que los catalanes tienen el ADN más parecido a los franceses y suizos que a los españoles, como si fuera un mérito y un factor a favor de la superioridad de los catalanes y por lo tanto de su independencia. Este personaje, que poco a poco se va haciendo más siniestro, debería estudiar el trabajo de Anna Cabré, Catedrática de Geografía Humana de la Universidad Autónoma de Barcelona, experta en Demografía y directora del Centro de Estudios Demográficos de dicha Universidad. Tal estudio, sobre la población de Cataluña, demuestra que más del sesenta por ciento de la misma es fruto directo o indirecto de la población emigrante. Lo que debía ser motivo de satisfacción de una sociedad por su capacidad para integrarse con otros pueblos, lo que al parecer no está en el ánimo de los independentistas catalanes.
El Instituto de Biología Evolutiva de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona lleva años estudiando el ADN de los catalanes en comparación con el de los habitantes de otras regiones de España y el asociado a los apellidos Catalanes.
Hay demonios ocultos en los movimientos independentistas catalanes, que hasta ahora han sabido ocultar, pero el racismo y la segregación están embutidos en ellos como suele ocurrir en ese tipo de ideologías.
Es de esperar que los catalanes no se dejen arrastrar por la soberbia independentista, entre otras razones por el bien de Cataluña y de España. Pues, como decía un colega de alto nivel ejecutivo en el ámbito de las responsabilidades públicas en materia de migraciones, dos de cada tres catalanes son foráneos. En Cataluña, la gran estima al sentido común es más arcana que el Renacimiento.

Anuncios

2 pensamientos en “EL ADN CATALÁN

  1. hasta ahora los unicos que segun parece ser tenemos un genoma bastante diferente al resto de España, somos los Asturianos, y solo unos pocos (por suerte) hablan de independencia. espero que con el tiempo les vaya entrando el sentido comun poco a poco.

  2. La noticia de las palabras de Borrell me parece muy positiva y clara. La reproduzco:
    MADRID, 23 de septiembre. El expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, afirmó este miércoles en el Fórum Europa, que “la comunidad internacional no reconocerá una independencia por las bravas de una región rica que la pide precisamente porque quiere escapar al esfuerzo de solidaridad que se le pide”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s