ELECCIONES ANTICIPADAS EN ANDALUCIA

ELECCIONES ANTICIPADAS EN ANDALUCIA

Sobre el adelanto electoral en la Comunidad Autónoma Andaluza se han hecho, en los medios de comunicación, valoraciones muy variadas, todas interesadas pero con argumentaciones que para la ciudadanía pueden tener validez.
Entre las más frecuentes y significativas valoraciones está la que asigna el motivo del adelanto a la conveniencia personal de la Presidenta de la Junta de Andalucía y Secretaria General del Partido Socialista Andaluz, que concurriría por primera vez como cabeza de lista a unas elecciones. Caso de ganar, como es previsible, ello le facilitaría el camino para dar el paso definitivo hacia la política nacional y participar en las primarias del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), para elegir el candidato del partido a la presidencia del gobierno en las próximas elecciones generales. Otra manera de ver las cosas dice que lo hace con la finalidad de intentar sorprender a Podemos que, en Andalucía, tiene menos implantación –por ahora- que en otras regiones de España y le resultaría difícil preparar una candidatura solvente para presentarla a unas elecciones autonómicas en un plazo inferior a dos meses.
Lo cierto es que para el Partido Socialista Obrero Español gobernar en coalición con IU (en definitiva el Partido Comunista) no es tarea fácil, y no solo porque a ambas organizaciones les resulta muy difícil entenderse, lo que es un hecho histórico, sino también por la capacidad ilimitada de los lideres de IU de intentar, permanentemente y con el mayor descaro imaginable, imponerse al coaligado, aunque éste aporte una mayoría aplastante en la coalición. De ello IU dio sobradas muestras cuando compartió el gobierno del Municipio de Sevilla justamente con el Partido Socialista.
En la historia política más reciente de la Comunidad Autónoma Andaluza también se manifestó con claridad la forma de hacer política de IU, en colaboración con el Partido Popular y en contra del PSOE, lo que permitió a Diego Valderas Sosa, con el apoyo del PP, ser presidente del Parlamento Andaluz desde julio de 1994 a marzo de 1996, tras las elecciones de junio de 1994 en las que el PSOE no consiguió mayoría absoluta. La intención declarada de IU, en aquel periodo, fue gobernar con el Partido Popular desde el Parlamento, al margen de la Junta de Andalucía, lo que creó una situación insostenible en la Comunidad Autónoma y obligó al presidente de la Junta a convocar elecciones anticipadas en marzo de 1996, elecciones que ganó con mayoría absoluta el PSOE.
La incógnita de la próxima cita electoral anticipada no ésta en la convocatoria, que se podía prever por los muchos desencuentros de los coaligados, sino en lo que sucederá después de celebrarse las elecciones ya que será muy difícil, por no decir imposible, que ocurra lo mismo que en 1996. Lo más probable es que el PSOE gane las elecciones pero de la mayoría absoluta estará bastante lejos.
El panorama electoral es, en la actualidad, francamente complicado, tanto a nivel nacional como autonómico. De hecho, los especialistas anticipan el fin del bipartidismo y prevén la necesidad de formar coaliciones para gobernar.
Es de esperar que entre las decenas de partidos políticos que, por lo general, concurren a las elecciones, seis de ellos consigan representación en el Parlamento Andaluz: el PSOE, el PP, Podemos, Ciudadanos, UPD e IU. De darse tales resultados y no tener mayoría absoluta el PSOE, será necesario o bien que forme un gobierno de coalición y posiblemente el candidato vuelva a ser IU, o que gobierne como ganador con mayoría simple y busque apoyos parlamentarios puntuales o permanentes, lo que indudablemente originará un gobierno inestable, no se sabe si más o menos que el actual pero supeditado a acuerdos entre organizaciones políticas, enfrentado a las piruetas que puedan hacer los partidos de la oposición. Recuérdese el año de 1994.
No es momento para pedir a los partidos que hagan una valoración de su proceder tras las elecciones del 22 de marzo, pero es de temer una situación de inestabilidad que nada bueno traería para Andalucía. Por ello, conviene pensar en el día “D” –el día después de las elecciones-, que exigirá una opción política responsable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s