PODEMOS Y EL PARTIDO POPULAR

PODEMOS Y EL PARTIDO POPULAR
El Partido Popular está utilizando hábilmente a Podemos como un arma contra la izquierda y es de esperar que lo hará, cuando llegue el momento oportuno para sus intereses, más directamente contra el Partido Socialista Obrero Español. Los resultados, a medio plazo, de esta estrategia serán probablemente muy rentables para la derecha y hablar de la derecha, en este país y en el terreno electoral, es hacerlo exclusivamente del Partido Popular.
Una ventaja electoral de la que disfruta el Partido Popular es tener dentro de su organización a todas las sensibilidades políticas de la derecha, desde la derecha moderada asimilable a lo que se llama la derecha civilizada europea hasta opciones montaraces, de las que está dando una lección magistral el impresentable ministro Ruiz Gallardo, con todas y cada una de las reformas que está llevando a cabo. La izquierda sin embargo está fraccionada y fraccionarla más es quitarle opciones para poder gobernar, dado el sistema de democracia electoral y formal poco deliberativa.
Hasta las últimas elecciones al Parlamento Europeo había, en la izquierda, un partido más destacado que el resto, era el Partido Socialista Obrero Español, como alternativa de gobierno. Izquierda Unida (en realidad el Partido Comunista de España) estaba a considerable distancia, pero otras organizaciones políticas de menor entidad, con supuesta ideología de izquierda, estaban también presentes en las elecciones restando votos a las opciones de gobierno del único partido con posibilidades de hacerlo.
Es cierto que, PSOE e IU, en ocasiones gobiernan y han gobernado en coalición en ayuntamientos y autonomías, lo que supone ceder por ambas partes en sus programas, aunque a quién más perjudica, tales gobiernos de coalición, es al Partido Socialista, que siempre tiene mejores resultados electorales que IU. En este sentido, no debe desdeñarse que de haber una opción electoral única de izquierda los resultados serían mejores.
Con la aparición y supuesta consolidación de Podemos ya habrá un aspirante más a los votos de izquierda y dos son los principales perjudicados.
Tal y como se están enfocando los ataques del Partido Popular afectan más a la opción de Izquierda Unida, pues los basa fundamentalmente en la descalificación del comunismo como experiencias de gobierno antidemocráticas y con espectaculares fracasos económicos, así como en la valoración del terrorismo de ETA, la libertad de los medios de comunicación y otras meteduras de pata del líder de Podemos.
Puede ser que los ataques del PP a Podemos tengan como aparente intención, al menos temporal, de defender al bipartidismo, que ciertamente es de su interés dada su actual mayoría absoluta y las modificaciones electorales que ya tiene en marcha, pero sin duda cuando las elecciones estén más cerca es muy posible que corrija el mensaje para erosionar lo más posible al PSOE a costa de Podemos.
El Partido Socialista Obrero Español está en un proceso de renovación y ha puesto en marcha nuevos mecanismo para llevarla a cabo, pero el panorama para el próximo Secretario General, es complicado. Pues a la situación del partido, tras el periodo de Rodríguez Zapatero, que trasmite a los ciudadanos en general y a sus votantes en particular la sensación de inseguridad y desorientación, se suma la aparición de Podemos y el uso que sus rivales políticos harán de esta opción para restarle votos.
Por todo ellos, es imprescindible contar con un partido unido, con capacidad para ofrecer opciones de gobierno claras, viables y con base en los principios básico de la socialdemocracia que en los últimos tiempos se han marginado casi por completo. La base de esa unidad ya no puede ser otra que la democracia deliberativa, la comunicación y la mutua confianza, basada en la razón política de la res pública, es decir, del interés general por encima del interés individual y del Bien Común en el Desarrollo Humano Global.

Anuncios

Un pensamiento en “PODEMOS Y EL PARTIDO POPULAR

  1. Hoy, en EL PAÍS (páginas de opinión 31-32) viene un artículo de Nicolás Redondo hijo que se titula: “¿Podemos con Podemos? Al final concluye: “Podemos sólo ganará si no somos capaces de confeccionar una plataforma política modernizadora para España. No pugne el PSOE en seguirles porque obtendrá un doble fracaso: será batido …si le quiere copiar… y, además, dejará de representar el estandarte de los avances y el progreso, convirtiéndose… en “un vocablo y una figura”, que diría Quevedo”.
    Personalmente estoy de acuerdo en que existe un amplio margen para elaborar opciones sociales de centro-izquierda que tengan en cuenta la complejidad del momento histórico que vivimos. Lo importante es hacer efectivos los engranajes sociales, políticos y jurídicos. En consecuencia no hay por qué entrar ni al trapo del PP ni al trapo de Podemos. Lo fundamental es elaborar el propio programa, ser coherente con ello, tener respaldo social, y liderar con amplitud de miras un nuevo compromiso social, económico y político para el conjunto de la ciudadanía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s