PODEMOS Y EL PARTIDO POPULAR

PODEMOS Y EL PARTIDO POPULAR
El Partido Popular está utilizando hábilmente a Podemos como un arma contra la izquierda y es de esperar que lo hará, cuando llegue el momento oportuno para sus intereses, más directamente contra el Partido Socialista Obrero Español. Los resultados, a medio plazo, de esta estrategia serán probablemente muy rentables para la derecha y hablar de la derecha, en este país y en el terreno electoral, es hacerlo exclusivamente del Partido Popular.
Una ventaja electoral de la que disfruta el Partido Popular es tener dentro de su organización a todas las sensibilidades políticas de la derecha, desde la derecha moderada asimilable a lo que se llama la derecha civilizada europea hasta opciones montaraces, de las que está dando una lección magistral el impresentable ministro Ruiz Gallardo, con todas y cada una de las reformas que está llevando a cabo. La izquierda sin embargo está fraccionada y fraccionarla más es quitarle opciones para poder gobernar, dado el sistema de democracia electoral y formal poco deliberativa.
Hasta las últimas elecciones al Parlamento Europeo había, en la izquierda, un partido más destacado que el resto, era el Partido Socialista Obrero Español, como alternativa de gobierno. Izquierda Unida (en realidad el Partido Comunista de España) estaba a considerable distancia, pero otras organizaciones políticas de menor entidad, con supuesta ideología de izquierda, estaban también presentes en las elecciones restando votos a las opciones de gobierno del único partido con posibilidades de hacerlo.
Es cierto que, PSOE e IU, en ocasiones gobiernan y han gobernado en coalición en ayuntamientos y autonomías, lo que supone ceder por ambas partes en sus programas, aunque a quién más perjudica, tales gobiernos de coalición, es al Partido Socialista, que siempre tiene mejores resultados electorales que IU. En este sentido, no debe desdeñarse que de haber una opción electoral única de izquierda los resultados serían mejores.
Con la aparición y supuesta consolidación de Podemos ya habrá un aspirante más a los votos de izquierda y dos son los principales perjudicados.
Tal y como se están enfocando los ataques del Partido Popular afectan más a la opción de Izquierda Unida, pues los basa fundamentalmente en la descalificación del comunismo como experiencias de gobierno antidemocráticas y con espectaculares fracasos económicos, así como en la valoración del terrorismo de ETA, la libertad de los medios de comunicación y otras meteduras de pata del líder de Podemos.
Puede ser que los ataques del PP a Podemos tengan como aparente intención, al menos temporal, de defender al bipartidismo, que ciertamente es de su interés dada su actual mayoría absoluta y las modificaciones electorales que ya tiene en marcha, pero sin duda cuando las elecciones estén más cerca es muy posible que corrija el mensaje para erosionar lo más posible al PSOE a costa de Podemos.
El Partido Socialista Obrero Español está en un proceso de renovación y ha puesto en marcha nuevos mecanismo para llevarla a cabo, pero el panorama para el próximo Secretario General, es complicado. Pues a la situación del partido, tras el periodo de Rodríguez Zapatero, que trasmite a los ciudadanos en general y a sus votantes en particular la sensación de inseguridad y desorientación, se suma la aparición de Podemos y el uso que sus rivales políticos harán de esta opción para restarle votos.
Por todo ellos, es imprescindible contar con un partido unido, con capacidad para ofrecer opciones de gobierno claras, viables y con base en los principios básico de la socialdemocracia que en los últimos tiempos se han marginado casi por completo. La base de esa unidad ya no puede ser otra que la democracia deliberativa, la comunicación y la mutua confianza, basada en la razón política de la res pública, es decir, del interés general por encima del interés individual y del Bien Común en el Desarrollo Humano Global.

Anuncios

LA FRANJA DE GAZA Y EL ESTADO SIONISTA

LA FRANJA DE GAZA Y EL ESTADO SIONISTA
La Franja de Gaza es un territorio, en Palestina, de 360 kilómetros cuadrados con una población de 1.550.202 habitantes lo que supone una densidad de 4.167 habitantes por kilómetro cuadrado. Para poder hacer una valoración comparativa de estos datos es interesante compararlos con los siguientes: el municipio de Jerez de la Frontera tiene una extensión de 1.188 kilómetros cuadrados con una población de 212.000 habitantes lo que supone una densidad de población de 178´14 habitantes por kilómetro cuadrado. La India tiene una densidad de población de 377´6 habitantes por kilómetro cuadrado, China 140 habitantes por kilómetro cuadrado, Alemania 225 habitantes por kilómetro cuadrado, España 93´39 habitantes por kilómetro cuadrado.
La Franja de Gaza es un campo de concentración, donde es muy difícil la supervivencia para sus habitantes y tienen que utilizar túneles subterráneos para comunicarse con el exterior. Creado y controlado por un Estado artificial, militarista y genocida, que lo utiliza como si fuera un coto de caza de personas entre las que hay un alto porcentaje de niños. Tal comportamiento, un delito de lesa humanidad, puede ser la respuesta de los genocidas al mandato bíblico de crecer y multiplicaros que los palestinos cumplen con generosidad, para tormento del Estado Sionista que observa como se multiplican mientras ellos lo hacen a un ritmo más bajo, lo que será, sin duda, para el Estado represor un problema a medio plazo.
La pregunta es, ¿hasta donde puede llegar la tolerancia del mundo, llamado civilizado, a una situación de tanta vileza?
Desde 1917 en que Arthur James Balfour, ministro de asuntos exteriores del Imperio Británico, promocionó la demencial hipótesis del Estado Sionista, hasta la actualidad ha pasado casi un siglo. En ese tiempo y tras la consolidación de la idea británica y la caída y desaparición del Imperio Otomano, después de la Primera Guerra mundial, y quedar Palestina bajo el mandato británico, la Sociedad de Naciones aprueba la creación de un supuesto hogar judío en 1920, con posterioridad 1947 la ONU crea dos estados independientes en Palestina. Desde entonces el Estado Sionista, el único de los dos que se ha constituido y reconocido, se ha limitado a cumplir con las resoluciones de la ONU que consideraba conveniente para sus intereses las demás ni le ha hecho caso, con el beneplácito de las naciones del planeta. Palestina ha sido escuela y campo de acción de terroristas, de todos los signos incluso de estado, durante más de un siglo y el escenario de guerras, genocidios y abusos, especialmente de los poderosos sobre los débiles, es decir de los sionistas armados y mantenidos por Occidente principalmente por los Estados Unidos de Norteamérica.
Parece que los crímenes contra la humanidad del Tercer Imperio Alemán con Hitler, su creador y propulsor, al frente y especialmente el holocausto han dado una patente para la eternidad a los sionistas para hacer cuantas barbaridades consideren oportuno. No se tiene en cuenta que junto con los judíos, los gitanos, los homosexuales, los socialistas, los comunistas, los discapacitados y otros muchos seres humanos fueron también a los campos de concentración para su exterminio, sin olvidar los millones de obreros esclavos y otra cantidad ingente de victimas inocentes de la guerra y de la posguerra.
Al mismo tiempo que se intenta exterminar al pueblo palestino la Biblia, el judaísmo, el sionismo, la tierra prometida, el holocausto, el pueblo elegido, la expulsión y persecución de los judíos, Yahvé, el ojo por ojo y diente por diente y otros muchos vocablos y conceptos perforan el cerebro de los ciudadanos del mundo continuamente, como si todos tuviéramos la obligación de asumirlos para pagar una deuda que es falsa. ¿Hasta cuando habrá que soportar tantos despropósitos?