MONARQUÍA O REPÚBLICA

MONARQUIA O REPÚBLICA

Hasta la Casa Real llegó al desastre que ha afectado prácticamente a todas las instituciones de España. Nadie se ha visto libre de esa contaminación, mezcla de corrupción, falta de ética y abuso de poder. Tribunal Supremo, partidos, sindicatos, empresarios, etc.., y por fin hasta la Casa del Rey. Todos a la vez y uno detrás de otro. Lógicamente nadie se puede extrañar de que la gente esté más que harta e indignada.

El resultado de las últimas elecciones europeas así lo demuestran, sobre todo en el ámbito de la izquierda. Los socialistas hemos sufrido una derrota histórica a favor de otras opciones progresistas y moderadas.

En medio del desastre va el Rey y abdica. Las reacciones han sido, lógicamente, inmediatas para todos los que han visto la oportunidad de barrer para casa. Para una antigua organización republicana como es el PSOE, instintivamente se nos han puesto “los dientes largos” ante la oportunidad histórica de acabar con la monarquía de forma legal y además en las Cortes. La Dirección Federal, en cambio, en una decisión propia y sin debate interno, ha optado por apoyar la sucesión. Lo ha hecho de forma legítima y valiente, pero muchos hubiesen preferido tener la oportunidad histórica de debatir en caliente este tema. A pesar de los riesgos y dificultades.
El PSOE, aún teniendo legítimo derecho de plantear la vuelta de la República, ha optado esta vez por aplazar el debate y aplicar lo previsto en la Constitución. Aunque sea sin demasiada alegría y convicción, creemos que la Dirección Federal ha acertado esta vez.

La mayoría, por no decir todos los que están pidiendo la vuelta a la República, están poco legitimados para hacerlo. Por fuerza, tenemos que retrotraernos a la corta vida de la Segunda República que, a pesar de su brevedad, tuvo muchos enemigos internos. En primer lugar, los comunistas, que aunque se hayan apropiado de la bandera tricolor, en su momento fueron enemigos de la llamada República Burguesa y generaron grandes tensiones sociales junto con los anarquistas, hechos que provocaron la inestabilidad de la institución. Para ellos la defensa de la República sigue siendo parte de su histórica estrategia oportunista y, en una hipotética vuelta a la República, seguramente todo seguiría igual.

También los nacionalistas se han apuntado rápidamente a la desestabilización de la monarquía. Para ellos, estos momentos se traducen en una gran oportunidad que les ayuda en su estrategia de separación del Estado. Pero si volvemos a evocar la Segunda República ( y hay que hacerlo para tener una visión objetiva sobre las intenciones de los nacionalistas) recordaremos que solo unos meses después de que las Cortes Españolas dieran cuerpo legal a las Cortes Catalanas, institución que nunca había existido antes, éstos proclamarían la Independencia de Cataluña sumiendo al país en una profunda crisis política e institucional.
¿Quién puede asegurar que en un hipotético futuro republicano no volvieran a hacer lo mismo? Toda esta crisis les conviene, y mucho.

Tener de compañeros de viaje a estos dos grupos y tendencias políticas sería un grave error para el PSOE.
Recordemos las palabras de Olof Palme “De momento lo importante solo es el socialismo, lo demás vendrá después”.

Anuncios

3 pensamientos en “MONARQUÍA O REPÚBLICA

  1. Si fue posible la Transición a la Democracia también puede serlo ahora un renovado impulso generacional –que quisiéramos regeneracionista-. Ese parece el punto de vista también de Nicolás Redondo hijo en su artículo: “El reto de Felipe VI y el de los líderes políticos” –publicado en El País, el jueves 5 de junio-.

  2. Los datos históricos del artículo son correctos pero el Psoe ante una decisión tan importante, en un partido de “hondas raices republicanas”, debió consultar a sus bases, tanto más cuanto el 62% de los españoles estima que se debe hacer un Referendum sobre la forma del Estado.

  3. En el grupo de debate “Humanismo siglo XXI” (www.linkedin.com) hay un debate abierto sobre el tema y se ha opinado también en concreto sobre este artículo. Ejemplo: Monarquía o república? (sigue)
    “José, acabo de leer la entrada en el blog que indicabas, y paso a comentar. No estoy del todo de acuerdo en el papel que se atribuye a los comunistas en la II República. Si bien es cierta la animadversión entre socialistas y comunistas, no todo el partido comunista antepuso la revolución a la República. Quizás el referente remoto más próximo fue la pelea encarnizada entre socialistas y comunistas en Madrid poco antes de terminar la guerra civil. No obstante, no me parece nada positivo este desunión de la izquierda, sean cualesquiera las causas y los responsables, no es momento de desuniones en la situación actual.

    En lo que respecta al comentario sobre los nacionalistas catalanes, estoy bastante de acuerdo en el posible oportunismo, aunque, matizo, creo legítimo el derecho a un referéndum sobre su pertenencia a España, aunque parece que legal no lo es.

    Un saludo cordial
    Por Juan Carlos Yuste Castañeda ”

    Hay otras aportaciones muy buenas. Se hace referencia, incluso, a la reciente manifestación de Alfonso Guerra en el seno del grupo socialista en Las Cortes. Interesante tenerla en cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s