JORGE FÉRNANDEZ DÍAZ ÉMULO DE CAMILO ALONSO VEGA

 

JORGE FÉRNANDEZ DÍAZ ÉMULO DE CAMILO ALONSO VEGA

 

Camilo Alonso Vega, General de Infantería que participó en la guerra civil en el bando de los golpistas y que intervino en las acciones más sangrientas de la contienda, fue Ministro de la Gobernación, equivalente al actual Ministerio del Interior, desde febrero de 1957 a octubre de 1969. El Tirano lo mantuvo en ese puesto durante más de doce años, periodo en el que las manifestaciones públicas contra el régimen de la Dictadura se generalizaron en todo el país.

Los que fueron estudiantes o trabajadores contestatarios, en aquella época, seguro que no lo  han olvidado, pues podían terminar en una mazmorra por el simple hecho de pasar por un lugar próximo a cualquier manifestación y tener la mala suerte de que un “gris” o cualquier policía del Cuerpo General de Seguridad decidiera detenerlo. Venían, después, las multas y las condenas, sin paliativos, porque los ciudadanos no tenían derecho a manifestarse y carecían de instrumentos legales efectivos para defenderse de las arbitrariedades del poder de la tiranía.

Siendo Ministro de la Gobernación Camilo Alonso Vega, que sus subordinados lo llamaban la mula por su brutalidad, se aplicaron dos instrumentos básicos para hacer más funcional la represión a la ciudadanía. El primero fue LA LEY DE ORDEN PÚBLICO, en 1959. Las sanciones administrativas que recogía la ley iban desde 250 a 500.000 pesetas (equivalentes aproximadamente a los 50 euros y a los 98.000 euros actuales) y las podían imponer Alcaldes, Gobernadores Civiles, Ministros y Consejo de Ministros, según la cuantía de las mismas.  Para completar los mecanismos represores en 1963 entró en funciones el TRIBUNAL DE ORDEN PÚBLICO (el famoso TOP), formado por magistrados adictos al régimen y con especial predisposición para reprimir. Por el TOP pasaban aquellos ciudadanos que manifestaban su oposición al sistema político o a sus valedores.

El contenido de la ley de Orden Público lo invalidó la Constitución de 1978 y formalmente fue derogada por Ley Orgánica en 1992. El TOP fue suprimido por Real Decreto en 1977.

El actual Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, miembro activo de una las ramas más reaccionaria y sectaria de la Santa Madre, después de dar por ley atribuciones a los vigilantes privados -lo que tal vez sea inconstitucional-, ha preparado para su tramitación un proyecto de ley con el título de Seguridad Ciudadana, en el que se contemplan sanciones administrativas, para acciones muy variadas que puedan tener lugar en las manifestaciones públicas de la ciudadanía, que van de los 100 a los 600.000 euros, cuantías  muy superiores a las que contenía la Ley de Orden Público del Franquismo.

Da la impresión que con este proyecto de norma intenta emular a su antecesor en el cargo, Camilo Alonso Vega, aunque indudablemente con mayor celo pues multiplica el importe de las sanciones que manejaba la Ley de Orden Público, por 2 la mínima y por 6 la máxima.

Es de temer que después, y para superar el recorrido de aquel Ministro franquista, apodado la mula, intente poner en marcha en colaboración con el Ministro de Justicia una jurisdicción especial que entienda de los supuestos delitos que se comentan en relación con la seguridad ciudadana; y, en definitiva, contra las manifestaciones públicas, coartando así uno de los derechos constitucionales de la ciudadanía.

Entre los motivos de sanción que contempla el proyecto de ley uno muestra descaradamente la afiliación sectaria del señor ministro, y las relaciones especialmente significativas que mantiene este gobierno con la clerecía conservadora. Habrá sanciones que podrán llegar hasta 30.000 euros por actuaciones que alteren la seguridad en solemnidades de carácter religioso.  Es probable que se le ha olvidado al señor Ministro incluir en la Ley la sanción a los españoles que no vayan a misa los domingos o fiestas de guardar.

Probablemente haya que recordarle al Sr. Ministro el art. 14 de la Constitución Española de la Democracia para que no siga emulando al General  de Infantería de oscura memoria, en la Dictadura.

El artículo 14 dice:” Los españoles son iguales ante la ley, sin     que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición  o circunstancia personal o social”.

 

Anuncios

Un pensamiento en “JORGE FÉRNANDEZ DÍAZ ÉMULO DE CAMILO ALONSO VEGA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s