LA INIQUIDAD DE LOS DESHAUCIOS

       Cinco años de crisis, una insoportable tasa de paro del 26% y los brutales recortes del Gobierno del PP, han hecho que los deshaucios en nuestro país alcancen la escalofriante cifra de 400.000 hasta ahora.

       Parece increíble que treinta y cuatro años de democracia y varios gobiernos socialistas hayan sido incapaces de derogar una Ley hipotecaria de 1909 reformada en 1946 que, deja indefenso al tomador de un crédito hipotecario frente al banco acreedor.

       Ha sido necesaria la movilización ciudadana en torno a plataformas de afectados, apoyados por el 15M y partidos minoritarios en la Legislatura anterior para que paulatinamente se hayan sumado sectores del Consejo General del Poder Judicial, jueces decanos de toda España que piden la reforma de la Ley junto con su no aplicación mientras  dure el trámite. También sindicatos policiales que han salido en defensa de policías que se niegan a expulsar por la fuerza a familias de sus casas. Por último, varias personas que iban a ser deshauciadas se han suicidado.

       Tan grande ha sido el clamor de la sociedad que Rouco Varela –que tiene para los problemas de los españoles la misma sensibilidad de un crustáceo caribeño- ha tomado partido contra los deshaucios.

       Después de todo esto el PP y el PSOE han abierto una negociación para tratar de resolver el problema. Como era de prever sin acuerdo. Era difícil de alcanzar, si unos partían de posiciones asistenciales y caritativas y los otros aspiraban a reformar leyes para aproximarse a la justicia. Elena Valenciano lo ha expresado bien: “No se trata de caridad sino de justicia”.

       Hay que decir, en honor a la verdad, que este Gobierno es coherente con los principios cristianos de los que blasona. En su elección entre deshauciados y banqueros no hace sino aplicar el Evangelio de San Mateo que en su capítulo 13, versículo 12 dice: “Porque al que tiene se le dará y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, incluso lo que tiene se le quitará”.

       Así pues, el PP ha decretado un parche-moratoria que deja la Ley intacta, inermes a las víctimas de la misma y el problema de fondo sin resolver.

       Todo ello ocurre en un país con un millón de viviendas vacías y cuando el Estado Español, es decir, todos nosotros nos hemos endeudado en 40.000 millones de euros con posibilidad de llegar a  100.000, para ayudar a esos mismos bancos que están desalojando a hombres, mujeres y niños de sus casas.

       Algo está podrido en una sociedad cuyo sistema corre a salvar Bancos y Cajas e ignora las necesidades básicas de las personas.

       ¿Habrá que recordar que la vivienda es un derecho constitucionalmente reconocido y protegido, además de un bien necesario para vivir?

       ¿Será necesario señalar que, cuando se ha perdido el trabajo salir de la vivienda supone entrar en la marginación?

       Es necesaria una nueva Ley Hipotecaria, medidas legislativas que reformen la Ley de Procedimiento Administrativo, se debe contemplar el alquiler social de la vivienda propia y, en último caso, la dación en pago que extinga de manera definitiva la deuda.

       Son necesarias también medidas políticas y de presión  económica como las tomadas por los 3030 alcaldes socialistas de toda España, para retirar fondos y no operar con aquellas entidades que ejecuten lanzamientos. Un paso más podría ser que esto mismo lo hicieran los particulares porque este “lenguaje” lo entienden muy bien los bancos.

       Sólo así es posible que el grave problema de vivienda planteado en España por la codicia de unos y la insensibilidad de otros comience a resolverse.

 

Anuncios

Un pensamiento en “LA INIQUIDAD DE LOS DESHAUCIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s