EL CONGRESO DEL PSOE DE SEVILLA

EL CONGRESO DEL PSOE DE SEVILLA

El PSOE en Sevilla a principios de los años 70 era un partido marxista, republicano y de representación personal y directa, es decir, a las Asambleas Provinciales íbamos todos los miembros de la Organización y cada uno mantenía sus propias posiciones políticas. En esa época lo único que se repartía era el riesgo y el partido era aún clandestino. En su programa máximo se prometía la abolición de las clases y la conversión en una sola de trabajadores “libres, iguales, honrados e inteligentes”.

Convivimos con hombres y mujeres socialistas de la República, que habían luchado en la Guerra Civil y sufrido cárceles y persecuciones sin cuento. Todos eran un ejemplo de dignidad y de honradez socialista. En honor de uno de ellos, Isidoro Romero de la Osa, el hombre que en octubre de 1974 se convirtió en Suresnes en el primer Secretario General del “interior”: Felipe González Marques, adoptó el sobrenombre de “Isidoro”.

Eran tiempos de solidaridad cuasi familiar, quizá porque nos enfrentábamos sólo con ideas a una de las dictaduras más crueles y sanguinarias de Europa.

Mucha agua ha corrido bajo los puentes desde entonces y muchas cosas han cambiado en el PSOE, algunas para mejor y otras no tanto. Desde luego en España la transición y estas tres décadas largas de democracia, constituyen el más dilatado periodo de libertad de nuestra historia. Algo hemos contribuido a este resultado desde las filas socialistas.

Ahora estamos otra vez en Sevilla ante un Congreso Provincial que, como también es costumbre, parece que va a enfrentar a dos candidaturas que aspiran a la dirección del partido.

Los últimos datos de los que disponemos dicen que los porcentajes pueden estar en torno a un 65% /35% para cada una de las candidaturas.  Esto es solo indicativo y puede variar e incluso invertirse. Cosas más extrañas se han visto en esta agrupación provincial.

En todo caso la alianza de una de las candidaturas con la Diputación Provincial y su influencia en las Agrupaciones Locales hacen de esta candidatura la favorita  de este congreso, tanto más si consideramos que cuenta con el apoyo de Griñán y el aparato regional que controla la mismas candidatura. Y este es el problema, el control o mejor dicho exceso de control por parte de nuestra querida compañera. Porque que sepamos acumula la Secretaría General de Triana, ocuparía caso de ganar la Secretaría General Provincial y es miembro del comité Federal. Es decir tres ámbitos territoriales de la Organización: local, provincial y federal. Para colmo es la Consejera de la Presidencia e Igualdad, de la Junta de Andalucía, y la encargada del día a día con IU. La otra candidatura tiene a su cargo la alcaldía de uno de los municipios más importantes de la provincia de Sevilla, que es además el más industrializado de Andalucía y es Senador.

Para que ambas candidaturas pudieran ejercer el cúmulo de cargos por si mismas, deberían gozar del don de la ubicuidad. Como obviamente esto no es así, el trabajo se lo harán otros y no podrán cubrir el inabarcable campo de sus deberes y obligaciones.

Si este acaparamiento de poder político es el modelo que propugnan los del “relevo generacional”, vamos en sentido contrario de las demandas que hoy nos está haciendo la ciudadanía.

Las incompatibilidades se tienen que aplicar con contundencia: un militante un cargo solo con las excepciones que exija el funcionamiento de la Organización, pero en ningún caso más de dos: un cargo orgánico y un cargo público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s