EN TORNO A UNA PETICIÓN DE INDULTO

     Otro día opinaremos sobre la historia kafkiana de la Sentencia, desde su inicio, con el exceso de celo, judicial-mediático-político, tan bien orquestado; haciendo coincidir, además, los tiempos electorales con los momentos álgidos del proceso. En fin utilizando todos los medios, limpios, sucios y mediopensionistas, estirándolos como un chicle. Diez años,10, de proceso…, ¡ni los juicios de Munich! … Como hemos dicho a veces los resultados son evidentes: no a todos los partidos les afecta en la misma medida la corrupción política…Reflexionemos sobre ello. 

     Hoy hablamos de la petición de indulto a Griñan, (echamos de menos la no petición para  los demás), de rabiosa actualidad, hay quien se pronuncia a favor y en contra, hasta gobiernos a los que se les ve el plumero y que están convirtiendo una medida de gracia en un medio de atacar al adversario político, en un ejercicio de cinismo impropio de gobernantes demócratas y, a veces, de falta de la más elemental humanidad.

     Pero veamos “el relato”: El Gobierno no está para impartir Justicia, para eso están los Tribunales …, pero cuando no hay Justicia, ni se la espera, para eso está la prerrogativa del indulto, debidamente legislado y justificado… Eso dicen los defensores de este indulto, con los que podemos estar de acuerdo. También que las Sentencias están para cumplirlas, y que la cárcel está para la redención de las penas y para re-insertar al condenado de nuevo en la sociedad ¿Es éste el caso?

     Se confía en que los argumentos de los  votos particulares de la sentencia ayuden ante el anunciado recurso de amparo al Constitucional. Esta es una respuesta “legal”, apta para juristas, pero no para los afiliados, simpatizantes y votantes socialistas en las, ya muy próximas, elecciones municipales, autonómicas y generales, y ahora no hablamos sólo de Andalucía.

     El caso es que estamos dando vueltas a lo que nos ha llevado a iniciar este comentario y no es otra cosa que la asunción de responsabilidad, no penal, de la culpa, por el caso de corrupción de los ERE, no para lucrarse, pero sí, la Sentencia dixit, por un caso de clientelismo electoral con dinero público, naturalmente… Alguien, en nombre del PSOE de Andalucía, tiene que pedir perdón y ofrecer garantías de que se tomarán medidas para que no se vuelva a repetir.

     No valen las excusas de que con la salida del partido de los investigados y eso de que “no se han llevado un duro”, ya se ha solventado la gravedad del hecho, este partido no puede pasar página sin pedir perdón a la sociedad.

     El PSOE se debe diferenciar de la derecha en que no toma esta Sentencia con arrogancia, como si los miembros de los diferentes Gobiernos de la Junta , de 200 a 2009, condenados, no tuvieran que ver nada con la organización.

     El PSOE además debe hacer un ejercicio sincero de arrepentimiento y no sólo por intereses electorales, también y principalmente, por ética, para limpiar su nombre y dar una satisfacción a sus simpatizantes, que es a los primeros que hay que pedir perdón.

     También para distinguirse de los comportamientos de otras organizaciones. Allá ellos…

     El mantenimiento en el tiempo en los medios de comunicación del caso de los ERE  y la bajada de apoyo electoral al PSOE, tienen una relación directa evidente. El votante socialista no perdona corruptelas, ni grandes ni pequeñas, de ningún tipo. Día que pase sin hacer ese ejercicio sincero de arrepentimiento, de humildad, día que se pierde.  

     Alguien dirá que a buenas horas…Ya tenemos sentencia, mañana es tarde… 

     Nos enseñaron aquello de que: “al entrar en esta organización hay que asumir, críticamente si es necesario, su historia”…También a cumplir escrupulosamente la ley… Pues eso…

PRAXIS LIBERADORA

Contra toda desesperanza, optimismo. Eso nos transmitía Helder Cámara a mediados de febrero de 1987.

Frente a la liberalización sin más de las Democracias Occidentales, Ellacuría demandaba praxis liberadora, lo que implica tomar conciencia de la realidad estructuralmente injusta,  desarrollar una actividad comunitaria colectiva, solidaria, y fraternal, y, frente a cualquier tipo de dictadura, hacer valer la dignidad de las personas, de todas las personas -mujeres y hombres-, superando creativamente imposiciones del individualismo mercantilista o ególatra y del positivismo legal injusto. Pues no cabe justificar la muerte del mayor número de la Humanidad en beneficio de unos pocos privilegiados.

     Las características liberadoras de inspiración cristiana son claras: a) opción preferente por los pobres para conseguir por sí mismos su propia realización como personas; b) encarnación práctico-práctica en las luchas por la justicia y la liberación efectiva; c) ser levadura de la Humanidad y sal de la Tierra, conscientes de nuestra unión universal con la Naturaleza y la exigencia de su cuidado como Casa Común.

     No a la opresión económica. No a la dominación y opresión social, cultural –incluyendo la religiosa- y política. No a la muerte y sí a la vida, la salud, y la paz mundial.

     Sin una clara referencia liberadora, que nos trasciende y nos une a todas las personas, la Humanidad se empequeñece en sí misma y se deteriora y fracciona – alentada por la carrera de armamentos y las guerras -.

    Conclusiones:

     1.- Esperar activamente contra toda desesperanza pasiva, impulsando el sentido de Humanidad.

     2.- Crear solidariamente La Civilización de la Esperanza, frente a permanentes delitos ecológicos, frente a la explotación económica y la opresión social, cultural y política.

     3.- Impulsar la participación de todas las personas en todos los ámbitos de decisión, lo que implica la refundación de Naciones Unidas.

SE, 21/09/2022

José Mora Galiana

PACTO DE RENTAS

Antes del mes de agosto y ante la ya creciente inflación (ahora no  entraremos en sus causas), con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo, incremento sin medida de los precios y de los costes de producción, Sindicatos y Patronal plantearon sentarse para afrontar la nueva situación e invitar al Gobierno a que se sumara al intento de Acuerdo. Se interrumpieron  esas conversaciones, por las vacaciones de verano, y se emplazaron para continuar el mes de septiembre.

¿Cómo se llamará ese presumible Acuerdo, y qué temas se tratarán en él?¿Será un Pacto Salarial o un Pacto de rentas?¿Hay algún precedente?

El Presidente de la CEOE adelantó que para salvar la situación no bastaría con un simple acuerdo con los Sindicatos, que habría que abrir la mesa a más interlocutores, apuntando a contenidos fuera del ámbito puramente laboral.

Pero respondamos a la última pregunta: Sí, en los Pactos de la Moncloa de 1977-78, se hizo un pacto de rentas, a iniciativa del Gobierno, con los Partidos Políticos y la posterior adhesión sindical.., pero hay muy pocas semejanzas entre aquella España y ésta; la inflación era superior al 20% y subiendo, el tejido empresarial era, con excepciones, obsoleto, con un desempleo desbocado, no estábamos en la CEE, era el periodo de Transición, y no sólo política; en suma, estábamos en otra sociedad, otra época..

Sí nos puede servir aquella experiencia para ver la definición, justificación, estructura y contenidos de un Pacto de Rentas. Expertos lo definen cómo un Acuerdo para evitar los efectos indeseados de la llamada espiral inflacionista:

    Subida salarial——aumento costes de producción——incremento costes materias primas——y nueva subida de precios——.

.., con lo que se empezaría a repetir, volviendo al punto de inicio, desde una inflación más elevada.

En ese pacto de rentas, ese efecto inflacionista, lo soportan los actores que negocian, es decir tiene que ver con empleo y salarios y contar con el compromiso de mantener una senda ponderada de subida de precios y por ende de los beneficios empresariales… y aquí surge la primera incógnita y el primer escollo ¿cómo se controla esto último?, ¿qué pasa si los precios superan el techo marcado en el acuerdo? O sea, habría que establecer un mecanismo de garantía de recuperación, ¿bastaría con la cláusula obligatoria de revisión salarial de los Convenios Colectivos?

Es más, ¿qué tiempo de vigencia tendría el Pacto? El Banco Central Europeo, principal animador de llegar a un acuerdo, en todos los países de la Unión, habla de fecharlo hasta que la inflación sea del 2%, luego seguido aquí por el Banco de España, que añade que el Acuerdo debe contemplar el compromiso respecto a los incrementos salariales  y la protección del empleo.

El Gobierno y los Sindicatos hablan de 3 años, hasta 2025, que es también la previsión del BCE.

Como decíamos al principio, Gobierno y agentes sociales llevan meses negociando sobre el sector privado, y aunque la CEOE quiere extenderlo a la Función Pública y las pensiones, estudios del BBVA afirman que la llamada Ley de Re-valorización de las Pensiones de 2021 protege la renta de casi el 25% de la población con la cláusula de revisión anual del IPC, y los sindicatos de los trabajadores de las distintas administraciones, recuerdan que en los últimos años han soportado unas pérdidas salariales del 10 y del 5%.

La participación del Gobierno, permite que se facilite el pacto  con medidas fiscales y ayudas a los colectivos más desfavorecidos, o facilitando elementos de regulación y seguimiento del cumplimiento, medidas que según UGT y CCOO, aún no están definidas.

El desarrollo y, ¡ojalá!, el desenlace de ese esperado Pacto lo veremos muy pronto y lo seguiremos y comentaremos.        

¿TIENE DERECHO A CANTAR Y BAILAR UNA MUJER SOCIALDEMÓCRATA?

     La respuesta obvia a esta pregunta se complica si a las caracteríscas de sexo e ideología, añadimos la de ser bella, inteligente y Primera Ministra de Finlandia. Además puede llevarnos a otra pregunta más amplia e inquietante: ¿Tienen derecho a divertirse los políticos en el ejercicio del cargo? Desde luego, pero no a la manera de Boris Johnson que organizaba fiestas muy concurridas en plena pandemia en la sede del gobierno, mientras prohibía hacerlo al resto de los ciudadanos.

     Finlandia es un país de más de 330.000  kilómetros cuadrados, poblado sólo por 5.500.000 habitantes, por tanto, con una densidad poblacional muy baja, que disfruta de una renta per cápita de 45.000 euros, un estado del bienestar consolidado y uno de los niveles de vida más altos del mundo. Es un régimen plenamente democrático en forma de República Parlamentaria y actualmente su gobierno está formado por 5 partidos, curiosamente dirigidos por cinco mujeres, y cuya Primera Ministra es la socialdemócrata Sanna Marín.

     Como es sabido Suecia y Finlandia (Países tradicionalmente neutrales) acaban de solicitar y obtener su ingreso en la OTAN, lo que, en medio de su aventura bélica, ha enfurecido notablemente al autócrata del Kremlim que ha puesto a trabajar a sus servicios secretos a fin de desprestigiar a las primeras ministras de Suecia y Finlandia, que han osado buscar el paraguas de la Alianza Atlántica ante la agresividad imperialista rusa. Así pues, propagandistas rusos vinculados con estos servicios, que fueron la escuela y posteriormente el oficio de Vladimir Putin, han comenzado a lanzar la falsa  especie de que Sanna Marín consume drogas. Para completar el cuadro, El Partido de los Finlandeses, (Ultraderecha) ha instado a Marín a hacerse un test de drogas para probar su inocencia, cosa a la que esta ha accedido, con resultado negativo.

     Resulta de una hipocresía insoportable que un individuo que no duda en encarcelar y asesinar a sus oponentes políticos, que -desde posiciones ultranacionalistas y ultraconservadoras- ha causado miles de muertos en Chechenia, Siria y ahora en Ucrania, pretenda criminalizar una fiesta privada a la que asiste Sanna Marín en su tiempo libre y donde se toman unas copas, se canta y se baila.

     Es verdad que los políticos tienen la obligación de ser ejemplares y quizás lo permitido a un particular esté vedado para un servidor público pero, por lo demás, tienen los mismos derechos y obligaciones  que el resto de la población y no vemos por qué si deben hacer su declaración de la renta, no pueden tomarse una copa o bailar samba si les gusta.

     El único «delito» que apreciamos en la actitud de Sanna Marín es su juventud, su falta de prejuicios y la larga frontera que comparte con la Rusia de Putin.

AHORRO ENERGÉTICO

         Desde que el gobierno hace unos días decretó las medidas de ahorro energético pactadas con Bruselas, se ha desatado un alud de críticas, falsedades e inventivas orquestadas por la derecha política y mediática que no tienen parangón en Europa. Y eso que el ministerio del ramo ha conseguido rebajar ese ahorro al 7% que constituye menos de la mitad  de lo que tendrán que ahorrar el resto de los socios, que deberán elevar el recorte al 15%.

     El ahorro de energía en España es un compromiso político, una necesidad social y un imperativo económico. Veámoslo:

     Compromiso político: Los grandes países de la UE; Alemania, Francia, Italia y España y casi todo el resto, tienen que importar la mayor parte del petróleo y el gas que consumen. Ello crea una gran dependencia de los países productores, singularmente de Rusia que está utilizando su petróleo y sobre todo su gas, para desestabilizar y hacer subir la inflación en los países europeos, como represalia y con la esperanza de que las poblaciones de estas democracias presionen a sus gobiernos y éstos, se vean obligados a su vez, a disminuir las sanciones sobre Rusia.

     Ante una situación de guerra en Europa, el imparable crecimiento del precio de la energía y la amenaza de un corte total del gas ruso, la UE se ha visto obligada a marcarse objetivos de ahorro de petróleo y gas, y a buscar fuentes alternativas de suministros para su industria, agricultura, transporte y comercio, así como para la población en general.

     Así pues, España, a pesar de ser un país poco afectado por nuestra escasa dependencia del gas y del petróleo rusos, tiene la obligación de ser solidaria con el resto de los miembros de la UE, y el compromiso político adquirido en Bruselas de ahorrar el 7% señalado anteriormente.

     Necesidad social: En nuestro país hay familias que sufren pobreza energética, es decir, no pueden pagar las facturas de la electricidad o se ven obligadas a suprimir ventiladores o acondicionadores de aire que, al menos en el sur, son imprescindibles.

     Por otra parte, hay sectores enteros de nuestra economía; agricultura, pesca, transporte, que están sufriendo de una manera brutal el alza de los combustibles, hasta el punto, según afirman los afectados, que sus actividades no les resultan rentables.

     Es verdad que estos sectores reciben ayudas públicas pero, probablemente, sean insuficientes y debieran extenderse hacia los más vulnerables y la población productiva en general.

     ¿No resulta razonable que las rebajas fiscales aplicadas y las ayudas directas a sectores y particulares, a costa de todos los españoles, se vean compensadas con impuestos a los ingentes beneficios de las eléctricas y los bancos y medidas de ahorro energético?.

     Imperativo económico: España carece de fuentes propias de extracción de crudo y gas, es decir, no tiene petróleo. Así pues, tiene que adquirirlo a precio de mercado a los países productores y no puede prescindir de esta energía. Las importaciones de petróleo y gas suponen un importante capítulo del gasto anual de nuestro país, que paga una abultada factura por la energía que mueve sus sectores productivos y que las familias necesitan en sus casas, para algo tan básico como cocinar o ducharse.

     Dado que estas fuentes de energía han llegado a unos niveles extraordinarios de carestía que empujan la subida de otros muchos productos, el coste de la vida se está encareciendo, sin que se vea el fin de esta espiral inflacionista.

     Si a esto le unimos la especulación del mercado y el manejo que Putin está haciendo del gas y del petróleo ruso, tendremos un cuadro completo de la situación que atravesamos.

     Es imperativo por tanto, reducir nuestra factura energética y aplicar medidas de ahorro que benefician al país y son, a nuestro juicio, bastante tímidas en relación a nuestras necesidades y los objetivos que se pretende alcanzar: Reducir y en su caso acabar con la dependencia del gas y del petróleo ruso en Europa.

     Las medidas aplicadas por el gobierno se inscriben en políticas de Estado acordadas con los socios de la UE, que aplican con más rigor el resto de países miembros. Pues bien, nuestra derecha trabucaire las califica de «improvisadas,» «autoritarias,» «totalitarias,» «Madrid no se apaga,» etc. etc…

     No hay otra solución que el ahorro en energía que, insistimos, debe ser más importante y una transición urgente hacia las energías limpias: Sol y aire, de las que España dispone en abundancia, creadoras de puestos de trabajo que, sin duda, constituyen nuestro futuro.

PRO PAZ PERPETUA

PRELIMINARES KANTIANOS PARA UNA PAZ PERPETUA ENTRE LOS ESTADOS

                Los preliminares que Kant establece para La paz perpetua (publicada por el 29 de septiembre de 1795), tienen que ver con instituciones que impiden o dificultan finalizar una guerra o una situación de guerra, finalización de conflictos que es condición previa para una paz que se quiera duradera. Son seis los artículos preliminares:

  1. “No debe considerarse válido ningún tratado de paz que se haya firmado con alguna reserva secreta sobre alguna causa para una futura guerra”
  2. “Ningún Estado independiente podrá ser adquirido por otro mediante herencia, permuta, compra o donación –sin importar que sea grande o pequeño-.”
  3. “Los ejércitos permanentes (miles perpetuus) deben desaparecer totalmente con el tiempo.”
  4. “No debe emitirse deuda pública en relación con los asuntos de política exterior.”
  5. “Ningún Estado debe inmiscuirse en la constitución y gobierno de otro de forma violenta.”
  6. “Ningún Estado en guerra con otro debe permitirse actos de hostilidad que hagan imposible la confianza mutua en una paz futura, como la introducción de asesinos (percusores) o envenedadores (venefici) en el Estado con el que se está en guerra, la violación de la capitulación, la inducción a la traición (perduellio), etc.”

               Advierte el propio Kant que el político práctico puede mirar con desprecio y arrogancia al filósofo con estas propuestas u otras que pueden resultarle como “una actividad inútil”. Pues bien, consideremos al menos que las ideas del filósofo, y concretamente la filosofía política, no representan peligro alguno para el Estado.

               No obstante, de hecho, los políticos prácticos que defienden la carrera de armamentos como único modo de frenar agresiones adversas, se ensañan –en pro de su praxis política empírica- contra los principios del diálogo político que consideran utópicos y peligrosos para la seguridad. Al final, analizando la realidad atentamente, quizás el poder económico sea el instrumento de guerra más poderoso en el mundo real de estos momentos históricos, más allá de las alianzas y del poder militar.

               A pesar de las críticas, supuestamente práctico-prácticas, en contra de la Filosofía Política Racional, Defiende Kant lo siguiente:

               1.- Republicanismo, como principio político de la separación entre el poder ejecutivo (Gobierno) y el legislativo, en cuya constitución política deben ser principios ineludibles: a) la Libertad de todas las personas que forman la sociedad –por la común dignidad- ; b) la dependencia de todas las personas de una única legislación común (en cuanto súbditos); y c) la igualdad, de conformidad con la ley, en cuanto que ciudadanía.

               Lo importante no es tanto la forma del Estado cuanto la representatividad ciudadana que impida cualquier tipo de despotismo. De ahí la necesaria separación real y objetiva del poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial, separación de poderes que debe ser garantizada institucional y efectivamente.

               2.- “El derecho internacional debe basarse en una Federación de Estados libres.” Sin un contrato entre los Estados no puede garantizarse el estado de paz como un deber estricto. Se supone, pues, que debe de existir una Confederación de índole especial, a la que podemos llamar una Confederación Pacífica (foedus pacificum).

               Consecuentemente, dice Kant que la confederación pacífica se distinguiría de un tratado de paz (pactum pacis), ya que mientras el tratado intentaría acabar con una guerra, la Confederación Pacífica intentaría terminar con todas las guerras para siempre. Ello implica, claro está, abarcar finalmente – como civitas gentium o “Estado de Estados” – a todos los Estados de la Tierra, la Madre Tierra, la Casa Común.

               3.- “El derecho cosmopolita debe limitarse a las condiciones de una hospitalidad general”. De este modo, dice Kant, continentes alejados pueden establecer relaciones pacíficas entre sí, relaciones que podrán convertirse finalmente en relaciones legales y podrán acercar finalmente el genero humano cada vez más a una Constitución Cosmopolita.

               ¿Es una idea fantástica o extravagante un Derecho Cosmopolita? No. El Derecho Cosmopolita es el complemento necesario del Código no escrito del Derecho Político de las mujeres y hombres en cuanto que personas, y, en consecuencia, un complemento necesario para la paz perpetua, pues sólo bajo esta condición podemos acariciar el estar en condiciones de acercarnos a lo que nos propone La paz perpetua, y sus garantías de Derecho Político, Derecho Internacional y Derecho Cosmopolita.

               Concluye Kant, desde la Ética en relación con la Política, que toda política debe doblar su rodilla ante el derecho, y puede albergar la esperanza de llegar, aunque sea lentamente, a un estadio en el que la Política brillará con firmeza.

               En estos momentos históricos, esa es nuestra esperanza y nuestro horizonte en una conjunción comprometida entre Ética y Política.

LA NECESARIA REFORMA JURÍDICA Y POLÍTICA DE LA OTAN

  Parecía muerta para muchos y ha resucitado. Algunos agradecerán a Rusia y a su guerra la restauración de la OTAN, que permanecía en silencio en tanto la Unión Europea iba escalando peldaños en la construcción de una Europa militar autónoma. La faceta del impulso militar de Europa ha quedado ahora en segundo lugar y eclipsada por la necesidad del fortalecimiento de la OTAN, es decir, de la organización militar de Estados Unidos y sus aliados. La explicación es sabida por todos: la peligrosa Rusia y la incierta y ascendente China, “la amenaza” y “el desafío”, respectivamente, en palabras del nuevo concepto estratégico de la OTAN para un decenio rubricado en la cumbre de Madrid el 29 y 30 de junio de 2022.

Si la OTAN renace, no puede ser la misma, la que hasta ahora ha sido, y su tarea de regeneración debe partir de la supresión o al menos el debilitamiento de sus puntos negros y como derivado una reforma de su estructura y funcionamiento. Una breve relación de los puntos negros:

1.- El principal es la excesiva dependencia respecto a Estados Unidos. Y no me refiero a los hechos y funcionamiento real del OTAN, sino también a la las normas jurídicas que la rigen, comenzando por el texto del propio tratado. Observen cómo este texto, de escasos catorce artículos, da la impresión de que es  redactado por Estados Unidos y extendido a sus aliados para que lo firmen. De hecho, Estados Unidos es el único Estado que aparece y varias veces en diversas funciones relevantes: ante el Gobierno de Estados Unidos se depositan los instrumentos de adhesión de los Estados (art. 10 del tratado), la ratificación de las Partes (art. 11), el archivo del tratado (ar. 14). Ni siquiera el tratado ha previsto un organismo común de los Estados miembros -y no el Gobierno de Estados Unidos exclusivamente-, donde se residenciaran estos importantes documentos.

2.- El propio texto del tratado permite la desconexión de la OTAN y Naciones Unidas, pues las acciones y medidas pueden ser tomadas directamente por la OTAN y sin la participación de Naciones Unidas. Expresa el famoso artículo 5 que ante un ataque “cada una de las Partes ayudará a la Parte o Partes afectadas, adoptando seguidamente, de forma individual o de acuerdo con las otras Partes, las medidas que juzgue necesarias, incluso el empleo de la fuerza armada” El tratado ampara el unilateralismo de la OTAN, que se ha hecho realidad en varias ocasiones, como su intervención en la guerra de los Balcanes. Las actuaciones de la OTAN han puesto en entredicho su proclamada “fe en los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas”, como reza el preámbulo del tratado.

3.- La dependencia de Estados Unidos no queda únicamente consagrada en el texto del tratado, sino en la política internacional, donde se ha producido una connivencia entre las actuaciones de la OTAN y la de Estados Unidos. Algunos críticos afirman que la OTAN se identifica con la política exterior de Estados Unidos. No siempre ha sido así, pero sí con cierta frecuencia. Con ello tenemos la paradoja de la doble vara de medir del unilateralismo de la OTAN, que, si por un lado se separa de Naciones Unidas, por otro se adhiere al unilateral Estados Unidos. Pues es un hecho evidente que esta primera potencia mundial, que tanto se proclama por boca de sus presidentes partidaria del multilateralismo con sus aliados en política exterior, no para de actuar sin control de Naciones Unidas y según sus intereses nacionales en los conflictos internacionales. He demostrado la retórica del más “multilateral” presidente de Estados Unidos, Obama, en mi libro Teoría y práctica de la guerra justa del presidente Obama, explicando las guerras unilaterales en varias ocasiones de Obama, Premio Nobel de la Paz 2004 sin haber hecho nada por la paz mundial y en función de las esperanzas por él suscitadas y frustradas.  

4.- La crítica más habitual contra la OTAN es el incumplimiento del “principio de la paz”, que preside el preámbulo del tratado y desarrolla el art. 1 al exigir que “las Partes se comprometen a que la paz y la seguridad internacionales, así como la justicia, no sean puestas en peligro, y a abstenerse en sus relaciones internacionales de recurrir a la amenaza o al empleo de la fuerza”. Bonitas palabras puestas en entredicho en numerosos escenarios donde la OTAN ha llevado la guerra frecuentemente acompañando a la satisfacción de los intereses bélicos de Estados Unidos. Caso paradigmático: la guerra de la OTAN en Libia.

Estos puntos negros deben conducir a la necesaria reforma de la OTAN en el nuevo periodo que comienza. La reforma se traduce en una mayor horizontalidad, abarcando a todos los miembros de la organización militar, incluido Estados Unidos, que está en su derecho de ser el primus inter pares, pero no el primus super partes, como es realmente el papel que frecuentemente desarrolla. Creo que esta reforma debe partir del propio texto del tratado, un texto prácticamente in albis de catorce artículos, en el que bien poco se habla de organización, derechos y deberes de los miembros (salvo la mutua ayuda militar), funcionamiento, procedimientos, etc. (incluso es inconcreta la cooperación económica de los miembros de la OTAN) No estoy pidiendo un nuevo tratado de la Alianza atlántica, que comportaría un proceso lento y complicado, sino una reforma de un tratado de 1949, tan lacónico que ni siquiera establece su procedimiento de revisión. En realidad el desarrollo normativo del tratado se ha ejecutado por obra de los Gobiernos de los Estados de la OTAN en algunos casos   de espalda a los órganos de representación política. Y este desarrollo no ha sido escaso, abarcando desde las delegaciones de los Estados residentes en la sede política de la OTAN en Bruselas, con el embajador de cada país a la cabeza, hasta los diversos comités de todo tipo en apoyo del funcionamiento de la organización militar (una especie de sus tentáculos) Ni siquiera la figura más importante de la OTAN, el secretario general, está presente en el tratado fijando sus competencias.

La conveniencia de la reconsideración del tratado en función de su mejora y adaptación en la prosecución de una mayor horizontalidad de las Partes, no solo en la teoría de la norma jurídica, sino y sobre todo en la práctica, viene exigida por varios factores:

a) La entrada de nuevos Estados-miembros en la OTAN, como Suecia, Finlandia y los que se esperan a corto o medio plazo, lo que proporcionará nueva savia, objetivos y horizontes a la organización militar.

b) El mayor peso de los miembros en la organización, en la medida de que son conscientes de su mayor implicación ante las nuevas amenazas exteriores, que se confirma con el aumento de su contribución económica y material a la organización, destacando Alemania, que parece despertar de un largo sueño pacifista. El presidente Sánchez ya se ha comprometido a contribuir pasando del 1% al 2% en los PGE en 2029.

c) La lección aprendida de que la OTAN no puede seguir a remolque del carácter y pretensiones de los presidentes de Estados Unidos; no puede ser un juguete en sus manos, al que se le mima o rechaza según los humores del momento histórico. Bush prescindió de la OTAN en su programa de guerras contra los “Estados canallas” -Irak, Irán y Corea del Norte-, rompiendo sus relaciones con sus aliados europeos. Obama restableció las relaciones con la despechada OTAN. Trump la marginó y vilipendió llegando a decir de la OTAN que “no existiría si no fuera por él”. Ambos presidentes, Bush y Trump, maniobraron para poner a la OTAN al servicio de sus intereses nacionales y su política exterior, con frecuencia contrarios a los de sus aliados. Caso sonoro fue la presión de Bush en la cumbre 2008 de Bucarest para que entrara en la OTAN Ucrania (precisamente) y Georgia contra la voluntad europea, especialmente de Alemania y Francia. Y la sorprendente aparición en la actual cumbre 2022 de Madrid de la referencia al desafío de China es una clara concesión de los Estados europeos a Estados Unidos y su particular guerra hegemónica con su adversario principal, China. La entrega y seguidismo de Europa a Estados Unidos se manifiesta claramente en cuantiosos párrafos de los sucesivos Planes estratégicos de la OTAN. Este vaivén de una organización militar tan relevante, cobertura de la seguridad y defensa de Europa, no puede seguir así.

La OTAN tiene que iniciar un proceso de reforma jurídica y política, porque los peligros y amenazas, que ella misma ha situado en su horizonte de la próxima década, exigen un mayor consenso, participación y decisión de los numerosos Estados-miembros que la componen. Estados Unidos, que ya no es el imperio indiscutible del siglo XX, la única suprema potencia mundial tras la caída de la URSS, tiene que recapacitar y considerar a los Estados europeos sus socios y no los meros aliados (expresión frecuente en los discursos presidenciales), que le acompañan en su política exterior hegemónica. El presidente Obama solía expresar en sus discursos una frase elocuente, que debería ser aplicada: “Estados Unidos no puede hacer nada sin sus aliados, ni sus aliados sin Estados Unidos”. Éste es el camino: rellenar el espacio jurídico vacío de la OTAN con un espacio jurídico denso, obra de la participación y consenso de los Estados socios en un escenario horizontal.  

Ramón Soriano, catedrático emérito de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla  

ELECCIONES ANDALUZAS 2022: UNA VICTORIA HISTÓRICA DEL PP

El trabajo que vamos a exponer gira en torno a cinco puntos sobre los partidos y las opciones políticas en liza.

1.- PP

      Se han alineado los  astros para que el PP arrase en estas elecciones autonómicas 2022. En efecto, ha absorbido a Ciudadanos llevándose todos sus votos, ha rentabilizado la totalidad del voto andaluz de centro-derecha alérgico a que VOX entrara en el gobierno autonómico, ha recuperado parte del voto que se había ido a esta formación e incluso ha conseguido pescar,  en el caladero del PSOE,  votantes liberales, que  no encuentran grandes diferencias entre las políticas socialistas y las aplicadas por Juanma Moreno, hombre correcto, de buen talante, que no ha cometido errores de bulto y que suscita poco rechazo. Cumple así todos sus objetivos: mayoría absoluta, derrota del PSOE, contención de VOX, desaparición de Ciudadanos y desmovilización y fragmentación de la izquierda. Ni ellos mismos aspiraban a tanto. Así pues, el inefable Juanma Moreno tendrá cuatro años para desarrollar el proyecto de recortes y privatizaciones de la derecha.

2.- PSOE

      Ha consumado su peor resultado andaluz en democracia. Baja de un millón de votos y pierde tres escaños. Horada el suelo que hasta ahora había marcado Susana Díaz. Pierde en las ocho provincias de la Comunidad.

      El PSOE lleva mucho tiempo equivocándose con y en Andalucía. No ha habido una oposición seria del partido socialista en el Parlamento Andaluz, porque estaba ocupado en digerir su paso a la oposición y empeñado en una feroz lucha interna por el poder, saldada finalmente con la sustitución de Susana.

       Es probable que Juan Espadas no fuera el mejor candidato posible. Más allá de Sevilla y de los círculos políticos, era casi un desconocido en el resto de Andalucía. Tampoco se caracteriza por su magnetismo político y electoral. Su campaña ha sido demasiado presidencialista pero ¡Ay! desde fuera de San Telmo. Como el mismo dice: «No he logrado movilizar a los electores» Aquí hubiera sido necesaria una figura con más trayectoria y conocida por todos. Por ejemplo María Jesús Montero.

            La imagen de dos ex-presidentes de la Junta condenados, tampoco ha ayudado.

            En fin, al PSOE-A le queda una larga travesía del desierto y una profunda reflexión en torno a las causas de esta desmovilización de la izquierda presa del desencanto.

3.-VOX

Su estrategia ha fracasado y su exigencia de entrar en el gobierno de la Junta, ante los 58 diputados del PP, suena hoy a broma. Sus 14 diputados quedan muy lejos de sus expectativas y la convierten en una fuerza irrelevante en Andalucía, con el agravante de que han vuelto al PP algunos de sus votantes y ello puede marcar el principio de su declive. Su campaña ha sido delirante y ni el fondo ni la forma han gustado en una tierra que se conduce con el equilibrio senequista de la Bética. Desde una perspectiva de izquierdas, es la única buena noticia de estas elecciones. Su irrelevancia es beneficiosa para Andalucía, pero desbarata la posible estrategia del PSOE de acusar al PP de aliarse con la ultraderecha.  Además, hubieran sido pintorescos los enfrentamientos entre el moderado Juanma Moreno y la ultra Macarena Olona dentro del mismo gobierno.

4.- Por Andalucía y Adelante Andalucía

      Demuestra una vez más que la izquierda cuando se fragmenta cuenta poco o nada. Han perdido diez escaños en relación a las últimas elecciones que se presentaron juntos. Sus desavenencias, egos y diferencias internas los condenan a un papel testimonial.

      Teresa Rodríguez casi ha conseguido su ideal de partido unipersonal: 2 escaños.

      El mal resultado puede afectar al proyecto de Yolanda Díaz.

5.- Ciudadanos

       Está pagando todavía el garrafal error de Albert Rivera al darle todo el poder al PP en su momento de mayor debilidad, sin reparar que competían por el mismo espacio electoral. Su papel era el de bisagra a derecha e izquierda y no quisieron o no supieron verlo. Ciudadanos va camino de la desaparición absorbido por el PP.   RIP

       Sería un error hacer una traslación mecanicista de estos resultados al resto de España, pero el PSOE no debe obviar un resultado como este porque, según las encuestas, mientras los andaluces tenían una percepción positiva del gobierno de Juanma Moreno, la percepción de la actuación del gobierno de Pedro Sánchez en Andalucía es negativa. Bien porque hayan «comprado» parte del discurso de la derecha; bien porque ha habido debilidades, bandazos y errores evidentes. Es verdad que los acontecimientos no han ayudado: una pandemia, un volcán, una guerra y una inflación galopante constituyen dificultades extraordinarias, que se unen a las diferencias diariamente aireadas sobre las medidas a tomar entre los socios del Gobierno.

      Se impone una reflexión profunda, la adopción de medidas claras y valientes si no queremos que las próximas elecciones generales las gane la derecha con o sin VOX.

A VUELTAS CON EL 19J

Tiempo de elecciones andaluzas

Está demostrado que las mayores tasas de participación electoral  de los habitantes del medio rural en Andalucía tienen una   gran influencia en los resultados electorales  del conjunto. Porque el peso demográfico urbano es muy superior, y en un porcentaje muy alto, ya que el 50% de  la población andaluza vive en ciudades de más de 50.000 habitantes, y más de un 30% vive en una de las 10 ciudades más pobladas.

Es decir, los cerca de 6 millones y medio de andaluces que pueden ejercer su derecho a voto el 19J viven, en su  mayoría, en una ciudad.

Empezamos, no obstante, por el agro este artículo de opinión después de ver el anuncio, publicidad electoral, de Vox, bajo el epígrafe, “Ya estamos aquí”, o algo así, de un jinete a caballo, que, al menos para nosotros, es la intención de personalizar la irrupción rompedora del héroe, que va a arreglar nuestros problemas, sobre un corcel.

A algún malpensado le parecerá la imagen del típico/tópico señorito llegando a su finca. Se pretende entroncar directamente con el campo andaluz, en mal momento y dónde se sufre que los precios en origen, y por tanto la retribución al agricultor, no pueden ser tan bajos; producir no sale a cuenta y ese problema se da en casi toda Europa, precisamente, a la que ataca ese partido euroescéptico. Como si esa Europa no fuese, vía subvenciones, muchas y sostenidas mucho tiempo, la “culpable” de la modernización de nuestro agro,  donde esa marca obtuvo buenos resultados en los anteriores comicios andaluces, a pesar del desconocimiento de sus peculiaridades, de sus problemas y la  zafia lejanía que demuestra.

Hasta ahora una de las principales bazas electorales, los Ayuntamientos, del PSOE-A y en menor medida, también de IU, se encuentran en este medio. La lucha porque la participación sea máxima  y por no perder el voto de Izquierdas, está servida.

No hay, excepto algún partido local, nuevas siglas en liza. Es decir hay datos de elecciones anteriores para analizar, y todas las formaciones son conocidas y todas están buscando el voto rural.

El PSOE busca los 400.000 votos  que perdió entre   las elecciones municipales y autonómicas, (a pesar de ser el más votado), y que le costó el gobierno de la Junta por el acuerdo PP-Cs- VOX.

Acuerdo que, por cierto, parece que ha olvidado Moreno Bonilla y todo el PP y que sirvió para que, con los peores resultados de su partido de la historia, sea Presidente de la Junta. Y  ahora abominan de quién les favoreció, Vox, como si no fuesen ellos los que se han aprovechado de su irrupción, y los culpables de haberlos “metido” en las instituciones. Por ello, pues, no sabemos por qué nos extrañamos de la hipocresía y la falsedad de esta derecha.

El votante, en una confrontación electoral, valora la labor del gobierno y la de la oposición, aquí y ahora en una sociedad más polarizada, a la izquierda y a la derecha en Andalucía. Pero, por el centralismo de los partidos, todos, en clave de Madrid, parece que estemos en unas generales más que en unas autonómicas y se esté confrontando  al Gobierno Andaluz con las políticas del Gobierno Central

Lo decimos porque se habla de Cataluña, Eta, gobierno frankestein, independentistas,.., en esa estrategia de enfrentamiento con el gobierno que continúa Feijó (abro un paréntesis para hacer una broma y preguntar, qué daño le habremos hecho a los gallegos para que nos “castiguen” con estos personajes, Franco, Fraga, Rajoy, y ahora Feijó..)

Hablemos, pues, del Gobierno de Pedro Sánchez, el mejor gobierno en décadas, que en  media legislatura,  con todo en su contra, crisis económica, pandemia, volcán canario, guerra de Ucrania,  y una oposición capaz de desacreditar a España en foros internacionales, por tal de tumbarlo, que no digiere que este país no es suyo. Un gobierno que ha sabido defender a los ciudadanos, conseguir mejoras a nivel social y laboral, más gente trabajando, más afiliados a la SS, contratos menos precarios, por primera vez, una reforma laboral a favor de los trabajadores.

Podríamos puntualizar y nombrar todas y cada una de esas mejoras con nombre y apellidos (IMV, Salario Mínimo, Reforma Laboral, Pensiones mínimas…), y comparar con la  del gobierno de Bonilla, que está desmantelando los Servicios Públicos:

  • En Sanidad: listas de espera, seguros privados, falta de profesionales.
  • En Educación: conciertos privados, incluso en FP y Bachiller, asfixia económica  de la Universidad Pública y ayudas a la implantación de nuevas Universidades Privadas.
  • En Dependencia: bajo presupuesto y abandono.

Soportamos un Bonilla que aspira a que Andalucía sea como Madrid a nivel fiscal, porque en servicios públicos ya le hemos alcanzado y superado…, y encima, no es capaz ni de gastar el presupuesto disponible. O sea, aspira a que volvamos a la Andalucía del tópico, la graciosa,  sirvienta de España.

Pero mejor lo explica, magníficamente,  el Profesor Juan Torres en el siguiente enlace:

Eso, que no nos engañen.

LOS PROBLEMAS DE RUSIA

                                    

Como consecuencia de la desaparición y desmembración de la URSS, Rusia es hoy una potencia nuclear y geográfica (17.000.000 de kilómetros cuadrados) con inmensas reservas de hidrocarburos, pero a la vez, un enano económico. Su PIB es poco mayor que el de España es decir, su población que triplica la nuestra: 145.000.000 de habitantes, vive con poco más de lo que produce nuestro país en un año. Los rusos tienen un nivel de vida modesto y en todas partes se puede observar a los jubilados trabajando en tareas subalternas porque allí las pensiones no dan para vivir. Esto va unido a una conciencia dolorosamente viva de haber sido, en épocas no lejanas, un país decisivo en el concierto de las naciones y de carecer hoy en día de esta condición.

Hubo un momento con Boris Yeltsin que pareció que Rusia se integraría en la UE e incluso en la OTAN (Una vez desaparecido el Pacto de Varsovia) y algunos pensamos que tal vez se hiciera realidad el sueño del general De Gaulle de una Europa desde el Atlántico hasta Los Urales. No fue así y hoy Rusia está gobernada por un autócrata resentido que ha traído, cuando parecía olvidada, la guerra a Europa.

Se dice con razón que: «La verdad es la primera víctima de la guerra» y que de la guerra: «Todos salimos más pobres». Ambas afirmaciones nos parecen ciertas. En la guerra que libran Rusia y Ucrania, es difícil discriminar los hechos, la verdad, de la propaganda bélica de ambos bandos contendientes; pero, contando con esto, podemos constatar que hay un país agresor y otro agredido, uno que bombardea y otro bombardeado, un país invasor y otro invadido y que la diferente potencia militar (sin contar con el arma nuclear) entre una nación y otra, es sideral. No obstante, Zelenski por su habilidad dialéctica especial va ganando la guerra de la propaganda y se ha granjeado las simpatías de medio mundo y, lo que es más importante, un gran surtido de armas de precisión. Con respecto al segundo aforismo, es claro que vamos a salir empobrecidos de esta confrontación. En primer lugar Ucrania, que ya está parcialmente arrasada y muy probablemente perderá parte de su territorio y, además, no se sabe cuándo recuperará el PIB anterior a la guerra. Su reconstrucción exigirá cuantiosos desembolsos y ayuda internacional. En segundo lugar Rusia, que tendrá que vender su gas y su petróleo baratos para compensar el embargo de los países europeos, sufragar los inmensos gastos de su aventura bélica, además de convertirse en un paria financiero internacional. En tercer lugar toda Europa, a la que el conflicto ya le está restando puntos de crecimiento ante un horizonte de incertidumbre económica. Por no hablar de la hambruna que puede provocar en los países africanos la falta del cereal ucraniano y ruso.

Así pues, esta guerra es un desastre literalmente para todo el mundo. Rusia no puede perderla porque sería el fin del escaso crédito internacional que le queda y desde luego el fin de Vladimir Putin. Y Ucrania tampoco puede perder porque ni su ejército ni su pueblo, ni Europa ni EEUU, van a aceptar su derrota en el campo de batalla,

Cuando Rusia y Ucrania lleguen a la conclusión de que ninguna de ellas puede ganar esta guerra y se alcance un punto de equilibrio en los frentes abiertos, se acordará un alto el fuego y comenzarán las conversaciones de paz. Ojalá sea pronto.